El Cid Campeador

Escultura en madera del Cid Campeador incluida en el retablo que decora la Sala de Juntas de los Reyes de Castilla en el Alcázar de Segovia. (Vivar, Burgos, h. 1041-1043 – Valencia, 10-VII-1099). Rodrigo Díaz de Vivar. Procedía de una familia de pequeños infanzones, dentro de la baja nobleza castellana; prosperó con su esfuerzo y, gracias a su capacidad militar, logró alcanzar el puesto de alférez de Castilla, al lado del rey Sancho II. Es probable, aunque existen dudas al respecto, que Rodrigo Díaz de Vivar se iniciase en el manejo de las armas en la batalla de Graus (Huesca), en el año 1063, en la que el entonces infante Sancho de Castilla ayudó a las tropas musulmanas de los Banu Hud contra el rey de Aragón. Tendría entonces Rodrigo unos 18 años. Desarrolló su carrera militar al servicio del rey Sancho II (1065-1072), que había heredado el trono de Castilla a la muerte de su padre Fernando I. Sus hermanos Alfonso VI y García heredaron, respectivamente, León y...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información