Historiografía

Manuscrito de Ibn al-Qutiyya (s. X), correspondiente a la Historiografía hispanomusulmana. (Biblioteca Nacional, París). Introducción Estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre historia y sus fuentes; conjunto de obras e investigaciones históricas. La historiografía occidental surge en la Grecia clásica en el s. V a.C., por obra de los que son considerados sus creadores, Herodoto, autor de Historias, sobre las guerras médicas, y Tucídides, a quien se debe Historia de la guerra del Peloponeso. De la influencia de Herodoto y Tucídides surgirá la historiografía europea –y, por tanto, hispánica– hasta, al menos, el Renacimiento, historiografía que se caracterizará por un principio fundamental que sólo será cuestionado, primero de forma tímida por el humanismo, radicalmente más tarde por la Ilustración: la consideración de la historiografía como un género literario encuadrado dentro de la poesía didáctica; es decir, la escritura de la historia no...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información
\n\n\n\n"},"categories":[{"sortkey":"","*":"Literatura"},{"sortkey":"","*":"Literatura_y_lenguas"},{"sortkey":"","*":"Cr\u00edtica_literaria"},{"sortkey":"","*":"Historia_y_pol\u00edtica"}],"links":[{"ns":0,"exists":"","*":"Abd al-Malik ibn Habib"},{"ns":0,"exists":"","*":"Absolutismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Adolfo Bonilla y San Mart\u00edn"},{"ns":0,"exists":"","*":"Adolfo de Castro y Rossi"},{"ns":0,"exists":"","*":"Africanismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alexander Von Humboldt"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso Garc\u00eda Matamoros"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso II"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso IX"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso VIII de Castilla"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso X"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso XI"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alfonso XIII"},{"ns":0,"exists":"","*":"Almohades"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alonso de Ovalle"},{"ns":0,"exists":"","*":"Alonso de Santa Cruz"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ambrosio de Morales y Oliva"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ambrosio Huici Miranda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Americanismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Am\u00e9rico Castro Quesada"},{"ns":0,"exists":"","*":"Andr\u00e9s Bern\u00e1ldez"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1ngel Fern\u00e1ndez de los R\u00edos"},{"ns":0,"exists":"","*":"\u00c1ngel Gonz\u00e1lez Palencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antiguo R\u00e9gimen"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Alcal\u00e1 Galiano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Ballesteros y Beretta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio de Capmany y de Montpalau"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio de Guevara"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio de Herrera y Tordesillas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio de Le\u00f3n Pinelo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio de Sancha"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Dom\u00ednguez Ortiz"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Ferrer del R\u00edo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Pirala y Criado"},{"ns":0,"exists":"","*":"Antonio Rumeu de Armas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Arabismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Aramburu"},{"ns":0,"exists":"","*":"Aureliano Fern\u00e1ndez Guerra y Orbe"},{"ns":0,"exists":"","*":"Barcelona"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bartolom\u00e9 de las Casas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bellido"},{"ns":0,"exists":"","*":"Benedictinos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Benito Jer\u00f3nimo Feijoo y Montenegro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bernal D\u00edaz del Castillo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bernardino de Sahag\u00fan"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bibliofilia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Biblioteca Nacional"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bizantino"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bofarull"},{"ns":0,"exists":"","*":"Bonaparte"},{"ns":0,"exists":"","*":"Burocracia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Califato"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cancionero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cardenal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cardona"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carlos III de Espa\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carlos IV"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carlos Seco Serrano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Carlos V"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cartagena"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cartagineses"},{"ns":0,"exists":"","*":"Casa Real"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cayetano Alc\u00e1zar Molina"},{"ns":0,"exists":"","*":"Centro de Estudios Hist\u00f3ricos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ces\u00e1reo Fern\u00e1ndez Duro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ciencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Claudio S\u00e1nchez-Albornoz y Mendui\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Coleccionismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Colegiata de San Isidoro de Le\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Comercio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Comunidad Aut\u00f3noma del Principado de Asturias"},{"ns":0,"exists":"","*":"Comunidad Aut\u00f3noma de Extremadura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Consejo de Castilla"},{"ns":0,"exists":"","*":"Contesti"},{"ns":0,"exists":"","*":"Corona de Arag\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cortes de Arag\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cortes de C\u00e1diz"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cristianismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Crist\u00f3bal Col\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cr\u00f3nica de Pedro III el Grande"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cr\u00f3nica de Ramon Muntaner"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cr\u00f3nica de Sampiro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cr\u00f3nica de San Juan de la Pe\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cr\u00f3nica silense"},{"ns":0,"exists":"","*":"Cronista"},{"ns":0,"exists":"","*":"D\u00e1maso Alonso"},{"ns":0,"exists":"","*":"Demetrio Ramos P\u00e9rez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Derecho"},{"ns":0,"exists":"","*":"Desastre del Noventa y Ocho"},{"ns":0,"exists":"","*":"Descubrimiento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Despotismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Dictadura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Dictadura de Primo de Rivera"},{"ns":0,"exists":"","*":"Diego de Saavedra Fajardo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Diego Fern\u00e1ndez de Palencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Diego Gelm\u00edrez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Editorial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Eduardo Saavedra y Moragas"},{"ns":0,"exists":"","*":"El Cid"},{"ns":0,"exists":"","*":"Emilio Castelar y Ripoll"},{"ns":0,"exists":"","*":"Emilio Garc\u00eda G\u00f3mez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Emperador"},{"ns":0,"exists":"","*":"Enrique Fernando Fl\u00f3rez de Seti\u00e9n y Huidobro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Enrique II"},{"ns":0,"exists":"","*":"Enrique III de Castilla"},{"ns":0,"exists":"","*":"Enrique IV"},{"ns":0,"exists":"","*":"Epopeya"},{"ns":0,"exists":"","*":"Escritura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Escudero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Espartero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Eugenio de Tapia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fajardo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fascismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Felipe IV"},{"ns":0,"exists":"","*":"Felipe V"},{"ns":0,"exists":"","*":"F\u00e9lix Lope de Vega y Carpio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fenicios"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ferm\u00edn Canella y Secades"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernando Fern\u00e1ndez de C\u00f3rdoba"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernando III"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernando IV"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernando VI"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernando VII"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fernand Braudel"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fern\u00e1n Gonz\u00e1lez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Fidel Fita y Colomer"},{"ns":0,"exists":"","*":"Filipinas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Flori\u00e1n de Ocampo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Florida"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Carreras Candi"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Cerd\u00e1 y Rico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Cervantes de Salazar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Codera y Zaid\u00edn"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco de Paula Mart\u00ednez de la Rosa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco de Toledo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Fern\u00e1ndez y Gonz\u00e1lez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Franco Bahamonde"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Javier Mart\u00ednez Marina"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Javier Simonet"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Jim\u00e9nez de Cisneros"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco L\u00f3pez de G\u00f3mara"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Morales Padr\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco N\u00fa\u00f1ez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Pi y Arsuaga"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Pi y Margall"},{"ns":0,"exists":"","*":"Francisco Pons Boigues"},{"ns":0,"exists":"","*":"Franquismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Galicia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Garcilaso de la Vega"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gaspar Melchor de Jovellanos y Ram\u00edrez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gonzalo de Ayora"},{"ns":0,"exists":"","*":"Granada"},{"ns":0,"exists":"","*":"Gran Enciclopedia de Espa\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Guerra de la Independencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hacienda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hernando Col\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hernando del Pulgar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hern\u00e1n Cort\u00e9s"},{"ns":0,"exists":"","*":"Hispanismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Historia Roderici"},{"ns":0,"exists":"","*":"Historicismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Humanismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ibn al-Qattan"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ibn Hayyan"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ibn Hazm"},{"ns":0,"exists":"","*":"Iglesia Cat\u00f3lica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Imprenta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Indias"},{"ns":0,"exists":"","*":"Industria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Instituto Asturiano de Gij\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Isabel II"},{"ns":0,"exists":"","*":"Isidoro de Sevilla"},{"ns":0,"exists":"","*":"Islam"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jaime I"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jaume Vicens Vives"},{"ns":0,"exists":"","*":"Javier Tusell G\u00f3mez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jer\u00f3nimo Zurita"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jesuitas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jorge Manrique"},{"ns":0,"exists":"","*":"Josep Fontana L\u00e1zaro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Amador de los R\u00edos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Arias"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 de Acosta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Fern\u00e1ndez Montesinos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 G\u00f3mez de Arteche y Moro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 I Bonaparte"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Luis Abell\u00e1n Garc\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Mar\u00eda D\u00edez Borque"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Mar\u00eda Jover Zamora"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Mar\u00eda Maravall y Herrero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Mar\u00eda Quadrado y Nieto"},{"ns":0,"exists":"","*":"Jos\u00e9 Miguel de Barandiar\u00e1n Ayerbe"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Andr\u00e9s Morell"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Antonio Llorente"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Antonio Mel\u00e9ndez Vald\u00e9s"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Carlos I"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Crist\u00f3bal Calvete de Estrella"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan de Austria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan de Biclara"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan de Ferreras Garc\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan de Mariana"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan de S\u00e1mano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Gin\u00e9s de Sep\u00falveda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Ignacio Molina"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Jos\u00e9 L\u00f3pez de Sedano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Luis Alborg"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan Luis Vives"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan P\u00e1ez de Castro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Juan P\u00e9rez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Julio Caro Baroja"},{"ns":0,"exists":"","*":"Julio Cejador y Frauca"},{"ns":0,"exists":"","*":"Julio Gonz\u00e1lez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Liberalismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Literatura"},{"ns":0,"exists":"","*":"Llauder"},{"ns":0,"exists":"","*":"Luis Cabrera de C\u00f3rdoba"},{"ns":0,"exists":"","*":"Luis Garc\u00eda de Valdeavellano y Aramicis"},{"ns":0,"exists":"","*":"Luis S\u00e1nchez Agesta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Luis Tribaldos de Toledo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mallorca"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Ballesteros Gaibrois"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Fern\u00e1ndez \u00c1lvarez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Jos\u00e9 Quintana"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Pando Fern\u00e1ndez de Pineda, marqu\u00e9s de Miraflores"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Risco"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Rivadeneyra"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuel Tu\u00f1\u00f3n de Lara"},{"ns":0,"exists":"","*":"Manuscrito"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marcelino Men\u00e9ndez Pelayo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mariano de Cabrerizo Bascuas"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marruecos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mart\u00edn Almagro Basch"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mart\u00edn Fern\u00e1ndez de Navarrete"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mart\u00edn Garc\u00eda Cereceda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Mart\u00edn Sarmiento"},{"ns":0,"exists":"","*":"Marxismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Melchor Fern\u00e1ndez Almagro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miguel Artola Gallego"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miguel As\u00edn Palacios"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miguel Cruz Hern\u00e1ndez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Miguel de Cervantes Saavedra"},{"ns":0,"exists":"","*":"Militar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ministro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Montenegro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Montpalau"},{"ns":0,"exists":"","*":"Monumenta"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nicol\u00e1s Antonio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nobleza"},{"ns":0,"exists":"","*":"Nueva Espa\u00f1a"},{"ns":0,"exists":"","*":"Palencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Paraguay"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pascual de Gayangos y Arce"},{"ns":0,"exists":"","*":"Paulo Orosio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Aguado Bleye"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Bosch Gimpera"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Cieza de Le\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Estala"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro I"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Lozano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro M\u00e1rtir de Angler\u00eda"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Salazar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Salinas Serrano"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pedro Sarmiento de Gamboa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pen\u00ednsula Ib\u00e9rica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Pomponio Mela"},{"ns":0,"exists":"","*":"Portugal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Positivismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Prehistoria"},{"ns":0,"exists":"","*":"Primera Rep\u00fablica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Puerto Rico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rafael Abella"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rafael Altamira Crevea"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ram\u00f3n Carande Thovar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ram\u00f3n Men\u00e9ndez Pidal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ram\u00f3n Tamames G\u00f3mez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Real Academia de Bellas Artes de San Fernando"},{"ns":0,"exists":"","*":"Real Academia de la Historia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Real Academia Espa\u00f1ola"},{"ns":0,"exists":"","*":"Reconquista"},{"ns":0,"exists":"","*":"Recopilaciones"},{"ns":0,"exists":"","*":"Reducciones"},{"ns":0,"exists":"","*":"Regencia"},{"ns":0,"exists":"","*":"Reino Unido de Gran Breta\u00f1a e Irlanda del Norte"},{"ns":0,"exists":"","*":"Revista de Filolog\u00eda Espa\u00f1ola"},{"ns":0,"exists":"","*":"Revoluci\u00f3n Francesa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Revoluci\u00f3n Industrial"},{"ns":0,"exists":"","*":"Reyes Cat\u00f3licos"},{"ns":0,"exists":"","*":"Rodrigo Jim\u00e9nez de Rada"},{"ns":0,"exists":"","*":"Romancero"},{"ns":0,"exists":"","*":"Romanticismo"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sacro Imperio Romano-Germ\u00e1nico"},{"ns":0,"exists":"","*":"Salmoral"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sancho de Nebrija"},{"ns":0,"exists":"","*":"Sancho IV"},{"ns":0,"exists":"","*":"Santiago de Compostela"},{"ns":0,"exists":"","*":"San Agust\u00edn"},{"ns":0,"exists":"","*":"San Fernando"},{"ns":0,"exists":"","*":"Segunda Rep\u00fablica"},{"ns":0,"exists":"","*":"Siglo de Oro"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tito Livio"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tom\u00e1s Antonio S\u00e1nchez"},{"ns":0,"exists":"","*":"Tribunal"},{"ns":0,"exists":"","*":"Ultramar"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vicente Barrantes y Moreno"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vicente de la Fuente y Cond\u00f3n"},{"ns":0,"exists":"","*":"Vicente Palacio Atard"},{"ns":0,"exists":"","*":"V\u00edctor Garc\u00eda de la Concha"},{"ns":0,"exists":"","*":"Zamalloa"},{"ns":0,"exists":"","*":"Zaragoza"},{"ns":0,"*":"Cr\u00f3nica Silense"},{"ns":0,"*":"Bartolom\u00e9 de Las Casas"},{"ns":0,"*":"Modesto Lafuente y Zamaolla"},{"ns":0,"*":"Alexander von Humboldt"},{"ns":0,"*":"Manuel Aznar Zubigaray"},{"ns":0,"*":"Altamira"}],"images":["Igee_0001_0011_0_img9522.jpg","Igee_0001_0011_0_img9523.jpg","Igee_0001_0011_0_img9524.jpg","Igee_0001_0011_0_img9525.jpg","Igee_0001_0011_0_img9526.jpg"],"externallinks":[],"sections":[{"toclevel":1,"level":"2","line":"Introducci\u00f3n","number":"1","index":"1","fromtitle":"Historiograf\u00eda","byteoffset":186,"anchor":"Introducci.C3.B3n"}]}} ) [24] => Array ( [key] => images [value] => Array ( [0] => //img.mienciclo.com/0/00/Igee_0001_0011_0_img9522.jpg [1] => //img.mienciclo.com/thumb/5/5f/Igee_0001_0011_0_img9523.jpg/300px-Igee_0001_0011_0_img9523.jpg [2] => //img.mienciclo.com/thumb/8/8c/Igee_0001_0011_0_img9524.jpg/300px-Igee_0001_0011_0_img9524.jpg [3] => //img.mienciclo.com/thumb/7/77/Igee_0001_0011_0_img9525.jpg/300px-Igee_0001_0011_0_img9525.jpg [4] => //img.mienciclo.com/thumb/d/db/Igee_0001_0011_0_img9526.jpg/300px-Igee_0001_0011_0_img9526.jpg ) ) [25] => Array ( [key] => svgs [value] => Array ( ) ) [26] => Array ( [key] => doPage [value] => Array ( [success] => 1 [page] => Array ( [title] => Historiografía [pageid] => 71132 [text] =>
Manuscrito de Ibn al-Qutiyya (s. X), correspondiente a la Historiografía hispanomusulmana. (Biblioteca Nacional, París).

Introducción

Estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre historia y sus fuentes; conjunto de obras e investigaciones históricas.

La historiografía occidental surge en la Grecia clásica en el s. V a.C., por obra de los que son considerados sus creadores, Herodoto, autor de Historias, sobre las guerras médicas, y Tucídides, a quien se debe Historia de la guerra del Peloponeso. De la influencia de Herodoto y Tucídides surgirá la historiografía europea –y, por tanto, hispánica– hasta, al menos, el Renacimiento, historiografía que se caracterizará por un principio fundamental que sólo será cuestionado, primero de forma tímida por el humanismo, radicalmente más tarde por la Ilustración: la consideración de la historiografía como un género literario encuadrado dentro de la poesía didáctica; es decir, la escritura de la historia no pertenece al ámbito de la ciencia sino del arte, y su fin no es tanto el conocimiento del pasado como la presentación de sucesos de los que se puedan extraer consecuencias prácticas o ejemplos morales. Dicha concepción es la que se resume en el adagio latino Historia magistra vitae y de la que participan los historiadores romanos, de importancia capital para el desarrollo posterior de la historiografía específicamente hispánica por su doble condición de fuentes y modelos: por un lado, y derivado de que serán los primeros autores que narren de forma más o menos fiable hechos sucedidos en la Península Ibérica, se constituyen en la principal fuente escrita para la reconstrucción de la historia antigua de España; por otro, marcarán la pauta formal de la historiografía anterior al s. XVI. A este respecto, las Décadas de Tito Livio o los Anales de Tácito –así como los numerosos epítomes y resúmenes redactados durante el Bajo Imperio, como Breviarium ab urbe condita de Eutropio, aunque de inferior calidad literaria, no por ello de menor importancia como transmisores de noticias en una época en que el libro aún es manuscrito–estarán presentes en la concepción de los cronistas medievales acerca de cómo deben realizar su trabajo.

En la génesis de la historiografía medieval hay que introducir además la aparición del cristianismo, que, como elemento constitutivo básico de toda la cultura occidental, también impregnará la práctica de la historia; la filosofía de la historia surgida de la teología cristiana –cuya culminación y síntesis es San Agustín– introducirá dos tesis de indudable importancia para la historiografía posterior: en primer lugar, el carácter lineal y progresivo de la historia universal, enmarcada en tres hechos –creación del mundo, nacimiento, muerte, pasión y resurrección de Jesucristo, y Juicio Final–, frente a concepciones clásicas que postulaban el carácter cíclico del tiempo o que no admitían el concepto de progreso como paso de estados inferiores a otros superiores; en segundo lugar, el carácter necesario –no contingente- de la historia universal, derivado de la intervención de Dios en la misma mediante su propia encarnación o de forma providencial.

La práctica historiográfica comienza en la Península Ibérica con la elaboración de crónicas, narraciones históricas, de carácter general o particular, ordenadas cronológicamente. Centradas en los acontecimientos políticos y, en general, concebidas con una finalidad laudatoria, constituyeron el origen de la historiografía universal y en España alcanzaron un singular desarrollo. El género deriva de la hagiografía cristiana, iniciada con el Chronicon mundi (Cánones cronológicos y resumen de la historia universal), escrita por Eusebio de Cesarea en el s. IV. En la Edad Media se utilizó la obra de Paulo Orosio (s. V) Historiarum libri VII adversus paganos, y entre los ss. VI y VII se difundieron ampliamente las crónicas o cronicones de San Isidoro de Sevilla (560-636) y Juan de Biclara (540-621). El tránsito desde las crónicas generales a las particulares se produjo con Historia Galliae temporibus Wambae, de San Julián (m. 690), última de las grandes crónicas de época visigoda.

Con la invasión musulmana de la Península Ibérica (711) comienza una nueva fase historiográfica caracterizada por tres vertientes básicas: historias universales, historias de un periodo e historias de una región. El primer intento de historia universal realizado en al-Ándalus fue el del jurista malikí de Elvira ‘Abd al-Malik ibn Habib (m. 852), autor de Ta’rij (Historia). En el siglo siguiente surgieron las obras históricas de Ahmad al-Razi (m. 955), Ibn al-Qutiyya (m. 977) y ‘Arib ibn Sa’d (m. 980), de gran importancia para el estudio del califato cordobés. En el periodo de reinos de taifas se realizó una de las principales obras sobre la Edad Media, la del cordobés Ibn Hayyan (987/988-1076), testigo de la desintegración del califato y autor de Muqtabas fi ta-rij riyal al-Andalus (Lo que se selecciona de la historia de los hombres de al-Andalus), escrita en la misma época histórica que Yamharat an-sab al-’arab y Kitab al-Fisalfi l-milal wa-l-ah-wa’wa-l-nihal, de Ibn Hazm (994-1064). En el s. XII, Ibn al-Sayrafi (1074-1162) escribió una crónica de la dinastía almorávide, a la que siguieron, ya en el XIII, Kitab Nazm al-Yuman, de Ibn al-Qattan, y Mu’yib fu talja ajbar al-Magrib, historia del occidente musulmán escrita por ‘Abd al-Wahid al-Marrakusi, predecesoras de Al-Bayan al-mugrib fi ajbar muluk al-Andalus wa-l-Magrib, de Ibn Idari al-Marrakusi.

En el s. XIV se escribieron obras históricas sobre el reino de Granada; dos de las más importantes fueron Lamha al-badriyya fi l-dawla al-nasriyya e Ihata fi ta ‘rij Garnata, ambas del visir Lisan al-Din ibn al-Jatib (1313-1375). Crónica bizantino-arábiga de 741 o Continuano Isidoriana Bizantya-Arabica es la primera crónica conocida, escrita en latín, posterior a la invasión musulmana de 711. La Crónica mozárabe de 754 o Continuatio Hispana influirá en Chronica Go-thorum Pseudo-isidoriana, escrita entre los ss. X y XI. Paralelamente, se comenzó a elaborar la historiografía de los reinos cristianos peninsulares a cargo de cronistas protegidos por los reyes de Asturias y León. A este periodo corresponden Crónica Albeldense y Crónica de Alfonso III (Crónica Rotense y Crónica de San Sebastián), ambas del s. IX, Códice de Roda y Cronicón de San Isidoro de León, de la centuria siguiente, y Crónica de Sampiro, escrita en el XI.

A partir del s. XII se constata una evolución de las primeras crónicas de la Reconquista hacia una nueva forma de narración, manifestada ya en Crónica Silense, Crónica Najerense y Chronica Adephonsi Imperatoris, de ese mismo siglo, en el que también se escribieron las primeras biografías de personajes como Rodrigo Díaz de Vivar el Cid (Historia Roderici o Gesta Roderici Campidocti) o el obispo de Santiago de Compostela Diego Gelmírez (Historia Composte lana). Las crónicas de los primeros siglos de conquista cristiana continuaron en el s. XIII con Crónica latina de los reyes de Castilla, narración de la historia castellana desde la muerte de Fernán González, en 970, hasta el reinado de Fernando III (1217-1252), quien encargó a Rodrigo Ximénez de Rada (1180-1247) la elaboración de Rerum in Híspania Gestarum Chronicon o Historia Gothica. Pero el s. XIII está dominado por la obra iniciada por Alfonso X el Sabio (1252-1284), impulsor de Estoria de España o Primera Crónica General, posteriormente General e Grande Estoria, interrumpida en 1275 y que tuvo su continuación en Crónica de Veinte Reyes y Crónica de Castilla, ambas de finales del s. XIII o principios del XIV, y en numerosas obras más tardías que recogieron el legado alfonsi en los reinos cristianos peninsulares.

El s. XIV está caracterizado, en cuanto a la labor de los cronistas se refiere, por la tendencia historiográfica de narrar la historia de los reinos a través de la vida de sus monarcas, como en Crónica de Tres Reyes y Crónica de Alfonso XI (Crónica de Cuatro Reyes), historia de los reinados de Alfonso X, Sancho IV (1284-1295), Fernando IV (1295-1312) y Alfonso XI (1312-1350), que continuó con la del periodo comprendido entre Pedro I (1350-1369) y Enrique III (1390-1406); Crónica de Jaime I; Crónica de Pedro III el Grande; Crónica de Ramon Muntaner y Crónica de San Juan de la Peña. Al s. XV y al último periodo de la conquista cristiana corresponden la obra de Alfonso de Palencia Al-phonsi Palentini Gesta hispaniensia ex annali-bus suorum dierum colligentis, relato condenatorio de Enrique IV (1454-1474); la de Hernando del Pulgar, encargada por Isabel I (1474-1504), Ación de los reyes moros de granada; la de Diego de Vaiera, Crónica de los Reyes Católicos, y la de Gauberto Fabricio de Vagad, Crónica de Aragón (1499). (VV. crónica; cronicón; cronista; hagiografía).

A partir del s. XVI la historiografía tomó un nuevo rumbo al extenderse el concepto de historia como ciencia (v.), tratado por Luis Vives (1492-1540) en De causis corruptarum artium y De tradendis disciplinis (1531), y adoptar la idea de historia civil, alejada ya de la identificación entre historia de los pueblos e historia de los reinos, y al reflejarse en el trabajo de los historiadores el movimiento humanista, la invención de la imprenta y la unidad política defendida por los Reyes Católicos. En la Edad Moderna, la historiografía elimina aquellos relatos que no pueden ser comprobados documentalmente e intenta llegar a las fuentes de la Antigüedad, lo que dará lugar a las escuelas italianas de falsificadores de actas y cartas y a los falsos cronicones, algunos de los cuales fueron considerados auténticos hasta el s. XIX, y, por otra parte, al surgimiento de la arqueología, la geografía y la cronología como ciencias auxiliares. La ruptura con el concepto eclesiástico y político de la historia conllevó un trabajo de investigación más amplio y la aparición de las primeras obras históricas no realizadas por encargo, lo que suprimió el carácter laudatorio de las crónicas medievales y enriqueció las fórmulas de expresión, aunque, como corresponde a la época, el s. XVI es todavía un siglo de obras dedicadas a ensalzar a los reyes (Carlos I, 1516-1556, y su hijo, Felipe II, 1556-1598) como garantes del mayor imperio a principios de la Edad Moderna, y a los conquistadores de Indias.

Uno de los primeros historiadores importantes fue el humanista y cardenal Joan Margarit (1422-1484), cuyo estudio sobre la prehistoria de la Península Ibérica, Palalipomenon Hispaniae libri decem, fue impreso por Sancho de Nebrija en 1545. El siciliano Lucio Marineo Sículo (1460-1533), también humanista, capellán y cronista de Fernando el Católico (1474-1516), escribió De laudibus Hispaniae (1504), De Aragoniae regibus et oerum rebus gestis (1509) y De rebus Hispaniae memorabilibus (1530), de gran importancia en el Renacimiento. Andrés Bernáldez (¿1450?-1513), conocido como Cura de los Palacios, fue capellán de Isabel la Católica y escribió Historia de los Reyes Católicos, crónica de su reinado y una de las primeras referencias historiográficas del descubrimiento de América a través de los datos aportados por Cristóbal Colón. Cronista de la Reina Católica fue también Gonzalo de Ayora (1466-1583), militar y escritor, autor de Relación de la conquista de Orán e Historia de la reina Isabel.

Durante el reinado de Carlos I ocupó el cargo de cronista el franciscano Antonio de Guevara (1481-1545), autor de obras tan diferentes y polémicas como Libro de los inventores del arte de marear y de los muchos trabajos que se pasan en galeras o Década de Césares. También capellán y cronista de Carlos I fue el cordobés Juan Ginés de Sepúlveda (h. 1490-1573), quien narró en los treinta volúmenes de Caroli Quinti la vida del emperador; su obra más divulgada fue Democrates secundus, sive de iusti belli causis (1542), en defensa de la guerra contra los indígenas del Nuevo Mundo y opuesta a Brevísima relación de la destrucción de las Indias (1552), de Bartolomé de Las Casas. Relacionado con Ginés de Sepúlveda y uno de los innovadores en la confrontación histórica de documentos fue Pedro Mexía (1500-1551), quien, además de su influyente obra literaria, Silva de varia lección (1540), escribió Historia imperial y cesárea (1548) y la inacabada Historia de Carlos V, que, a pesar de comprender únicamente la primera mitad de su reinado, es una de las más completas del s. XVI. Entre los cronistas del emperador destaca Florián de Ocampo (1490/1495-¿ 1558?), autor de Crónica general de España (1527-1553), que comprende desde los orígenes de la humanidad hasta el s. III a.C, en un intento de glorificar el pasado histórico. Entre los reinados de Carlos I y Felipe II se encuentra el militar y cronista Pedro de Salazar (m. 1576), que relató en sus obras las expediciones africanas y escribió Historia y primera parte de la guerra de don Carlos V contra los príncipes y ciudades rebeldes del reyno de Alemania y sucesos que tuvo.

Francisco López de Gómara (1511-1566) fue uno de los primeros militares e historiadores en narrar las conquistas americanas a través de sus protagonistas, ya que gracias a los datos que le facilitó Hernán Cortés pudo escribir Historia general de las Indias y conquista de Méjico (1552), de gran influencia en la época aunque prohibida al año siguiente por el Consejo de Indias; es autor también de Anales de Carlos V y De los hechos de los Barbarrojas, sobre la conquista de Argel. Ambrosio de Morales (1513-1591), sacerdote y profesor de Juan de Austria, continuó la Crónica general de España iniciada por Florián de Ocampo en los periodos comprendidos entre los ss. III a.C. y principios del XI (1575-1586), y escribió dos libros sobre ciudades españolas, Libro de las antigüedades de las ciudades de España (1575) y Viaje santo por las iglesias y monasterios de León, Galicia y Asturias (ed. 1756). A finales del reinado de Carlos I ocupó el cargo de cronista Juan Páez de Castro (1512-1570), al que se atribuye Método para escribir la historia, y que posteriormente dirigiría a Felipe II Memorial sobre la utilidad de juntar una buena biblioteca.

El cosmógrafo sevillano Alonso de Santa Cruz (1505-1567) continuó, a mediados del s. XVI, la crónica de los Reyes Católicos iniciada por Hernando del Pulgar; también escribió De los linajes de España y, por encargo de Felipe II, Islario general del mundo (1560). Una de las obras más objetivas de esta centuria fue Tratado de las campañas y otros acontecimientos de los ejércitos del emperador Carlos Quinto (ed. 1873-1876), en la que el autor, Martín García Cereceda (1521-1545), relata sus experiencias como arcabucero y expone sus observaciones como testigo directo de los hechos. De estilo similar es la obra del cronista, militar y embajador Luis de Zúñiga y Ávila (1500-1573), Comentario de la guerra de Alemania en 1546-1547 (1548), en la que incluye los puntos de vista y conocimientos del rey. De procedencia y dedicación muy distinta de los anteriores es el profesor de Retórica y Humanidades Alfonso García Matamoros (h. 1490-1572), autor de De adserenda Hispaniorum eruditione (1555), una de las primeras obras sobre la historia de la literatura española. Quizá la actividad historiogràfica más conocida del s. XVI sea la desarrollada por el jesuita Juan de Mariana (1536-1624), censor de la Biblia Políglota, autor de Del rey y de la institución real (1599) y Siete tratados (1609), al final de su vida cronista oficial de Felipe IV (1621-1665) y autor de Historiae de rebus Hispaniae (Historia general de España), publicada en latín en 1592 y traducida al castellano por él mismo en 1601; se trata de una exposición de la historia de España desde los orígenes hasta el comienzo del reinado de Carlos I, escrita con criterios humanistas y continuada por diversos historiadores durante más de trescientos años, como José Manuel de Miñana en el s. XVIII, convirtiéndola en la obra de historia de España más divulgada hasta el s. XIX. Junto a Mariana, la labor de los historiadores del s. XVI se centra también en los cronistas de Aragón Jerónimo Zurita (1512-1580), autor de una de las obras historiográficas más importantes de la centuria, Anales de la Corona de Aragón (1562 y 1578-1579); Jerónimo de Blancas (1540-1590), substituto y censor de Zurita, tratadista de Derecho y autor de Comentarios de las cosas de Aragón (1588), Coronaciones de los serenísimos reyes y reinas de Aragón y Modo de proceder en Cortes de Aragón, las dos últimas editadas en 1641, y, ya en el siglo siguiente, los hermanos Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola (1559-1613 y 1562-1631, respectivamente), autor el segundo de la continuación de los Anales de Aragón de Zurita (1630) y de Alteraciones populares de Zaragoza en 1591.

En el s. XVII y principios del XVIII se establecen en Europa las bases de la erudición historiográfica moderna, desarrollada por los cronistas de las órdenes religiosas, en particular por benedictinos y jesuitas, que llevan a cabo ediciones críticas de los Padres de la Iglesia; figura fundamental de la orden de San Benito es Jean Mabillon (1632-1707), cuya De re diplomatica (1681) estableció las bases de la diplomática (v.) como ciencia auxiliar; por otro lado, los jesuitas comenzarán a editar colecciones e inventarios de documentos conciliares, hagiográficos o bizantinos, con lo que crearán la bibliografía (v.); así mismo, disciplinas como la cronología o la paleografía se desarrollarán plenamente. De la depuración de las técnicas historiográficas no se deduce, sin embargo, un cambio en los planteamientos teóricos, que no se producirá hasta la centuria posterior; así, autores como Jacques-Benigne Bossuet (1627-1704) seguirán manteniendo una visión providencialista de la historia y considerarán fuentes incontestables la Biblia y los Padres de la Iglesia. En España, a principios de siglo corresponde parte de la obra del benedictino Pedro de Sandoval (1553-1620), continuador del trabajo de Florián de Ocampo y Ambrosio de Morales en la crónica general de España, como Historia de los cinco reyes, posterior a Crónica del ínclito emperador de España don Alonso VII (1600) y a la documentada Historia de la vida y hechos del emperador Carlos (1604-1606).

Al mismo periodo pertenecen las obras de los cronistas de Felipe II, la mayoría de ellas editadas durante el reinado de Felipe III (1598-1621), como Antonio de Herrera y Tordesillas (1559-1625), cronista de Indias y de Castilla, cargos en virtud de los cuales escribió Historia general del Mundo del tiempo del Señor rey Don Felipe el segundo desde el año 1559 hasta su muerte (1601-1612), Historia general de los hechos de los castellanos en las islas y tierra firme del mar Océano o Décadas (1601-1615) y Comentarios de los hechos de los españoles, franceses y venecianos en Italia (1624); Luis Cabrera de Córdoba (1559-1623), De historia, para entenderla y escribirla (1611) e Historia de Felipe II (1619); y Pedro Salazar de Mendoza (1549-1629), Origen de las dignidades seglares de Castilla y León (1618), Crónica del gran cardenal de España (1625) y Monarquía de España (ed. 1770). Menos abundante que en el s. XVI, la historiografía del XVII, con excepción de lo ya mencionado, gira en torno a la historia eclesiástica y a la labor evangelizadora de la Iglesia en el Nuevo Mundo, y los historiadores se ocupan de otros temas relacionados con la historia, como la epigrafía y la numismática.

Entre éstos se encuentran Baltasar Porreño (1565-1639), que escribió biografías del cardenal Cisneros y de Juan de Austria, y cuyas obras más divulgadas y traducidas fueron Dichos y hechos del rey don Felipe II (1628) y Dichos y hechos de Felipe III (1626; ed. 1723); Gil González Dávila (1570-1658), dominico y cronista de Felipe III, de cuyo reinado dejó una historia manuscrita, autor de Historia de la vida y hechos del rey don Enrique III de Castilla (1638); Gonzalo Céspedes y Meneses (1585-1638), novelista y poeta y autor de la polémica Historia apologética (1622), a la que siguió Historia de Felipe IV (1631); y Diego de Saavedra y Fajardo (1584-1648), embajador de Felipe IV (1621-1665) y miembro del Consejo de Indias, compilador de una de las primeras referencias bibliográficas sobre la dinastía de los Austria, Corona gótica, castellana y austríaca (1648), y autor de Idea de un príncipe cristiano representada en cien empresas (1640).

thumb

En cuanto a la bibliografía y la historiografía literarias, aparecen también en el s. XVI las obras de Valerius Andreas (Catalogus clarorum hispaniae scriptorum, 1607) y Andrea Schott (Hispaniae Bibliothecae, 1608), aunque el mayor logro en este ámbito corresponde a las de Nicolás Antonio (1617-1684) Bibliotheca Hispana Vetus (ed. 1696), historia literaria desde la dominación romana hasta el Siglo de Oro, y Bibliotheca Hispana Nova (1672), índice de autores españoles. La figura de Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro (1676-1764), benedictino y miembro del Consejo de Castilla, sobresaldrá durante el siglo siguiente con sus obras Teatro Crítico Universal (1726-1740) y Cartas eruditas y curiosas (1742-1760).

El descubrimiento y conquista de América originó un nuevo apartado en la historiografía española durante los ss. XVI y XVII. Si la historia de los reyes y de los reinos peninsulares, así como el largo proceso de conquista cristiana, ocupó gran parte de las crónicas y del trabajo de cronistas e historiadores hasta 1500, a partir de entonces el Nuevo Mundo, los relatos sobre la colonización y las narraciones épicas serán temas frecuentes en los libros sobre historia de España. Uno de los primeros cronistas de Indias fue Pedro Mártir de Anglería (1459-1526), del que en 1528 se publicó De Orbe Novo Decadas. En el mismo cargo, dependiente del Consejo de Indias, estuvo Gonzalo Fernández de Oviedo (1478-1557), que en 1526 describió el viaje al Nuevo Mundo en Sumario de la natural Historia de las Indias, que completó con Historia general y natural de las Indias, obra documentada gracias a su experiencia al frente de la fortaleza de Santo Domingo y de la gobernación de Cartagena de Indias; también en 1526 Juan de Sámano dio a conocer Relación de los primeros descubrimientos de Pizarro.

Al mismo periodo corresponde la actividad de Diego Fernández de Palencia (1520-1581), cronista de Perú por encargo del virrey Hurtado de Mendoza (1556-1561) y autor de Primera y Segunda parte de la historia del Perú, editada en 1571. Dos años después de las ya mencionadas obras de Francisco López de Gómara (Historia general de las Indias y conquista de Méjico) y Bartolomé de Las Casas (Brevísima relación de la destrucción de las Indias) apareció Crónica del Perú (1554), de Pedro Cieza de León (1518-1560), uno de los casos representativos de conquistadores que narraron los hechos en los que habían participado, como hizo Pedro Sarmiento de Gamboa (1532-1592) en Historia de los incas–encargada por el virrey Francisco de Toledo (1569-1581)– e Historia general llamada índica (ed. 1893).

En las últimas décadas del s. XVI surgieron Crónica de la Nueva España (1565), de Francisco Cervantes de Salazar (1514-1575), cronista y presidente del Consejo de Indias; Rebelión de Pizarro en el Perú y vida de don Pedro Gasea (1567), del cronista Juan Cristóbal Calvete de Estrella (1526-1593); Historia general de las cosas de Nueva España (1577), del franciscano Bernardino de Sahagún (1500-1590); Historia verdadera de la conquista de Nueva España (1580), una de las más importantes y divulgadas, escrita por el cronista y conquistador Bernal Díaz del Castillo (1492-1564), e Historia natural y moral de las Indias (1590), del jesuita José de Acosta (1540-1600). A finales del s. XVI la nómina de cronistas dependientes del Consejo de Indias –que en 1571 había creado el cargo de cronista mayor– y de los que trabajaban al servicio de los virreyes –que, desde 1620, tenían la obligación de informar por escrito a sus sucesores de los hechos ocurridos durante su mandato-, junto a la de historiadores, eclesiásticos, misioneros y conquistadores que narraban los hechos en que habían intervenido, ofrecía ya una amplia diversidad de obras sobre la conquista de América y había creado un nuevo género en la historiografía española. Además, de las generaciones nacidas en los virreinatos surgieron relatos que incorporaron puntos de vista diferentes sobre el proceso colonizador.

Entre los autores mestizos se encuentra Garcilaso de la Vega el Inca (1539-1617), que en Historia de la Florida (1605) y Los comentarios reales (1609) señaló aportaciones básicas para el conocimiento de las culturas precolombinas. Así mismo, Fernando de Alva Ixtlilxochitl (1569-1648) narró en Historia chichimeca la tradición azteca hasta la llegada de los españoles, obra que fue editada en el s. XIX con el título Horribles crueldades de los conquistadores de México y de los indios que los auxiliaron. El s. XVII es también el siglo de las crónicas sobre la conquista de Chile, como demuestran Vista general de las continuadas guerras, difícil conquista del Gran Reyno y provincias de Chile (1625), de Luis Tribaldos de Toledo (1558-1634); Relación histórica del reino de Chile (1646), de Alonso de Ovalle (1601-1651), y El cautiverio feliz o Razón de las guerras dilatadas en Chile (1650), de Francisco Núñez de Pineda (1607-1682).

En la misma centuria aparecieron Epítome de la Biblioteca Oriental y Occidental náutica y geográfica (1629) y Tratado de confirmaciones reales de encomiendas (1630), del cronista Antonio de León Pinelo (1590-1660); Política indiana (1648), del miembro del Consejo de Indias Juan de Solórzano y Pereira (1575-1655); Teatro eclesiástico de las primitivas iglesias de las Indias occidentales: vidas de sus arzobispos, obispos y cosas memorables de sus sedes (1649-1655), de Gil González Dávila, e Historia de la conquista de México, población y progreso de la América septentrional con el nombre de Nueva España (1684), del cronista y sacerdote Antonio de Solís (1610-1686). La actividad misionera también quedó reflejada, ya en el s. XVIII, en las obras de cronistas como el jesuita Pedro Lozano (1697-1773), que escribió sobre las reducciones paraguayas en Historia de la Compañía de Jesús en Paraguay e Historia de las revoluciones del Paraguay (1717-1735). No obstante, el Tribunal de la Inquisición impidió la divulgación de la historiografía indiana para no favorecer la “leyenda negra” forjada durante el s. XVII, por lo que muchas obras de misioneros o mestizos quedaron inéditas; por otra parte la expulsión de América de la Compañía de Jesús, decretada por Carlos III (1759-1788) en 1767, originó una nueva escuela historiográfica indiana en otros países, representada por los jesuitas criollos Francisco Javier Clavijero (1731-1787), autor de Historia antigua de México (1780-1781), y Juan Ignacio Molina, autor de una crítica sobre la administración española en Indias, Compendio de la historia geográfica, natural y civil del reino de Chile.

A partir del s. XVIII, la práctica historiográfica, una vez asimiladas las ciencias auxiliares de la historia surgidas en la centuria anterior, experimentará un cambio de planteamientos teóricos cuyas consecuencias perdurarán hasta nuestros días. El paradigma científico por excelencia será la física newtoniana que, aplicando el método hipotético-deductivo y la experimentación para confirmar o falsear las proposiciones científicas, formula una explicación totalizadora del universo material a partir de leyes insertas en el propio modelo y sin necesidad de recurrir a fuerzas exteriores al mismo mundo físico, concepto éste que Newton formulará con el “Hypotesis non fingo” que encabeza su obra fundamental, Philosophiae Naturalis Principia Mathematica (1687). La aparición del sistema newtoniano proporcionará el patrón con que medir el grado en que una disciplina particular es o no es científica, y, en este contexto, todas ellas intentarán aproximarse a la física, en particular las que hoy se denominan “ciencias humanas”.

Memorias para la historia de la poesía y poetas españoles (ed. 1775), del benedictino Martín Sarmiento (1695-1771).

La historia dejará de ser un género literario para intentar convertirse en una ciencia que explique la sociedad mediante leyes generales y basándose en la relación causa-efecto; en este sentido, será Charles de Secondat, barón de Montesquieu (1689-1755), quien dé la definición clásica de ley científica aplicable al campo de las ciencias sociales –“Las leyes son las relaciones necesarias que surgen de la naturaleza de las cosas”–en su obra De esprit des lois (1748). Las consecuencias historiográficas de todo ello serán trascendentales: en primer lugar, la no admisión como hechos históricos de aquellos que no estén documentalmente probados; en segundo lugar, la consideración de que la tarea del historiador no radica tanto en la descripción como en la interpretación y explicación de los hechos; y en tercer lugar, la substitución de los grandes personajes (reyes, militares, políticos, eclesiásticos) por la sociedad en su conjunto como sujeto y objeto de la historia. A este respecto, las obras que marcan la pauta de la historiografía ilustrada son Essai sur les moeurs et esprit des nations (1745-1753) y Le siécle de Louis XIV (1751) de Fran÷ois-Marie Arouet, Voltaire, (1694-1778).

Por otro lado, el intento de ofrecer una explicación totalizadora de la sociedad y de la historia universal –de forma análoga a lo que la física había conseguido en el ámbito de lo natural– dio lugar a la filosofía de la historia –la denominación se debe a Voltaire, quien tituló así una obra suya de 1765–, cuyo origen suele situarse en la obra Scienza Nouva (1725) del napolitano Giambattista Vico (1688-1744), en la que introduce la teoría de los ciclos históricos a partir de los ascensos (corsi) y retrocesos (ricorsi) de los diferentes pueblos y civilizaciones; la influencia de dicha concepción cíclica no se detiene en el s. XVIII (E. Gibbon, History of the Decline and Fall of the Roman Empire, 1776-1788), sino que llegará hasta el s. XX (A. Toynbee, A Study of History, 1934-1961).

En España, el s. XVIII comenzó con el cambio de dinastía en la persona de Felipe V (1700-1746) y la Guerra de Sucesión (1701-1714), dos hechos importantes que quedarán reflejados en su historiografía. Pero el hecho determinante, en lo que al estudio bibliográfico se refiere, fue la creación de la Real Academia de la Historia en 1738 –fundada en 1735, adoptó la actual denominación tres años después–, suceso de gran trascendencia para los estudios de geografía histórica, arqueología, epigrafía, diplomática y crítica, y heredera de la escuela crítica histórica surgida durante el reinado de Carlos II (1665-1700), a cuyo servicio estuvo el pintor y tratadista Antonio Palomino (1655-1726), autor del importante libro El museo pictórico y escala óptica (1715-1724). La nueva centuria trajo también nuevos métodos de trabajo hi storiogràfico, en el que la razón substituye a la tradición, entre los que sobresale el cotejo y la crítica documental empleados por el jesuita y miembro fundador de la Real Academia Española (1713) Juan de Ferreras (1652-1735) para la elaboración de Sinopsis histórica cronológica de España, formada de los autores seguros y de buena fe (1700-1727), lo que significó la ruptura con la tradición historiográfica tridentina. La constitución de nuevos organismos oficiales –a las academias mencionadas se sumará, en 1744, la de Bellas Artes de San Fernando– y el asentamiento de una burocracia más amplia desde la instauración de la dinastía de los Borbón, supuso que muchos autores de obras históricas ocuparan puestos administrativos que, en ocasiones, nada tenían que ver con los temas de sus escritos, pero que les permitían acceder a fuentes documentales privilegiadas. Éste fue el caso de Melchor Rafael de Macanaz (1670-1760), secretario de Felipe V en 1704, intendente de Zaragoza en 1710 y fiscal del Consejo de Castilla en 1714, y autor de Memorias para el establecimiento de la Casa de Borbón en España, Regalías de los señores reyes de Aragón (ed. 1879) y Defensa crítica de la Inquisición.

La tradición historiográfica de los siglos precedentes estuvo representada por el sacerdote mercedario José Manuel de Miñana (1671-1730), autor de Continuación de la Historia general de España del padre Juan de Mariana (1733, ed. 1804), que constituye el Libro X de Historiae de rebus Hispaniae, iniciada en el s. XVI. El agustino Enrique Flórez de Setién (1702-1773) escribió, con el apoyo de su orden y del rey Fernando VI (1746-1759), España Sagrada. Theatro geográfico histórico de la Iglesia de España. Origen, divisiones y términos de todas sus provincias. Antigüedad, traslaciones y estado antiguo y presente de sus sillas en todos los dominios de España y Portugal (1747-1755, 29 vols.), una de las obras más divulgadas sobre el tema en las centurias siguientes y continuada por historiadores como Manuel Risco o Modesto Lafuente; es también autor de Clave historial con que se abre la puerta a la historia eclesiástica y política...(1743), Memoria de las reinas católicas.

Historia genealógica de la Casa Real de Castilla y de León (1761) y Viaje de Ambrosio Morales por orden del rey Don Felipe II a los reinos de León y Galicia y Principado de Asturias...(1765). Así como la expulsión de la Compañía de Jesús de los territorios coloniales originó escuelas historiográficas indianas en otros países, numerosos miembros de la orden jesuita dedicados al trabajo historiográfico en España tuvieron que continuar su labor en el extranjero. Esta circunstancia afectó a Juan Francisco Masdeu (1744-1817), quien escribió en italiano Historia crítica de España y de la civilización española (1781-1787, trad. 1783-1805), obra polémica en la que cuestionó la veracidad de hechos tradicionalmente aceptados, como la existencia de El Cid; también estudió la romanización en la Península Ibérica en Colección de lápidas y medallas (1789) y la historia eclesiástica en Iglesia española (1815, ed. 1841). Ya a finales del siglo y principios del siguiente fue editada la obra Compendio cronológico de la historia general de España (1795-1803), del eclesiástico y arqueólogo José Ortiz y Sanz (1739-1822), traductor de Vitrubio, Diógenes Laercio y Andrea Palladio. También durante el s. XVIII se impulsó la historiografía literaria a través de Martín Sarmiento (1695-1771), benedictino y autor de Demostración crítico-apologética del teatro crítico universal (1732) y Memorias para la historia de la poesía y poetas españoles (ed. 1775); Gregorio Mayáns y Sisear (1699-1781), autor de Orígenes de la lengua española (1737), biógrafo de Miguel de Cervantes y editor de Juan Luis Vives; Tomás Antonio Sánchez (1723-1802), editor de Nicolás Antonio y precursor de las recopilaciones historiográficas medievales en Colección de poesías castellanas anteriores al siglo XV (1779-1790); Juan José López de Sedano (1729-1801), antólogo en El Parnaso español (1768-1778); el jesuíta establecido en Génova Francisco Javier Llampillas (1731-1810) que, como Masdeu, escribió en italiano Ensayo apologético de la literatura española contra los prejuicios de algunos escritores italianos modernos (1778-1781); el también jesuita Juan Andrés Morell (1740-1817), establecido en Italia como muchos de sus compañeros de orden desde 1767, y autor de Origen, progresos y estado actual de la literatura (1782); Francisco Cerdá y Rico (1739-1800), discípulo de Mayáns y editor de escritores e historiadores de los ss. XVI y XVII; el enciclopedista Pedro Estala (1740-1820), antólogo de Colección de poetas españoles (1789-1798); Antonio de Capmany y de Montpalau (1742-1813), historiador y compilador de Teatro histórico-crítico de la elocuencia castellana (1786), y el bibliotecario e ilustrado Juan Sempere y Guarinos (1754-1830), autor de Ensayo de una biblioteca española de los mejores escritores del reynado de Carlos III (1785-1789). Aunque la importancia de Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811) rebasa el ámbito estrictamente historiográfico, ha de ser mencionado por su presencia en las instituciones culturales –Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1780; Real Academia Española, 1783; Real Academia de la Historia, 1787; fundador del Instituto Asturiano de Gijón, 1793– y en la Administración -embajador y secretario de Gracia y Justicia, 1797–, por sus obras sobre política y economía (Informe sobre el libre ejercicio de las artes, 1785; Memorias en defensa de la Junta Central, 1811), arte (De las bellas artes, 1782) y enseñanza (Bases para la formación de un plan general de instrucción pública, 1811) y, en lo que a historiografía se refiere, por la defensa e introducción en España de la Ilustración (v.).

La historiografía decimonónica estará marcada por un fenómeno que, aunque de escasa importancia teórica al principio, condicionará la totalidad de la producción histórica escrita, la profesionalización del oficio de historiador. Desde las primeras décadas del siglo, la aparición de cátedras, congresos y publicaciones periódicas dedicadas de forma exclusiva al estudio de la historia provocará el surgimiento de los historiadores profesionales, y con ellos, la competencia por el poder, dentro de la escala académica y docente, y por la influencia política y social, a través de las instituciones públicas que han de financiar sus investigaciones; ello conducirá a una historiografía aparentemente carente de ideología, pero en realidad sustentadora de la del grupo social dirigente, con lo que se pierde el elemento crítico presente en la historiografía de la Ilustración. El paradigma dominante es el historicismo positivista, cuyo principal exponente, el alemán Leopold von Ranke (1795-1886), definió la tarea del historiador como “Er will Bloss zeigen wie es eigentlich gewesen” (“mostrar las cosas tal y como sucedieron”), lo que desembocará en la tiranía del documento escrito y, derivado de ello, el predominio absoluto de la historia política, debido al peso cuantitativo de las fuentes políticas y jurídicas (tratados, decretos, paces, códigos), frente a las de carácter económico y social.

La profesionalización de la historiografía y el culto al documento supondrán la necesidad de editar las fuentes históricas, lo que dará lugar a la aparición de voluminosos corpus documentales (los primeros, en Alemania: Monumenta Germaniae Historica, a iniciativa del barón de Stein, desde 1826; Fontes rerum germanicarum, de J.F. Bödmer, desde 1843; Corpus Inscriptio-num Latinarum, de Th. Mommsen, desde 1862) y de especialistas capacitados para realizar ediciones críticas, esto es, de filólogos profesionales. En Francia, la situación adquirirá matices diferenciales con respecto a Alemania, ya que los temas de estudio por excelencia no serán, lógicamente, las vicisitudes del Sacro Imperio Romano-Germánico, sino la Revolución Francesa (1789-1799) y el periodo napoleónico (1799-1815), con lo que la proximidad de las fuentes y la naturaleza de los acontecimientos permitirán análisis de carácter social en los que el sujeto histórico, dentro de la tradición volteriana, es el conjunto de la nación y no sólo la elite dirigente, al tiempo que servirá para crear una tradición que justifique los diferentes episodios revolucionarios que jalonan la historia francesa del s. XIX (1830, 1848, 1871). No es casual que algunos de los principales historiógrafos franceses de la centuria ocupen puestos de responsabilidad política en las etapas liberales o democráticas; así, Francois Guizot (1787-1874), ministro del Interior, de Instrucción Pública, de Asuntos Exteriores y presidente del Consejo durante la monarquía de Luis Felipe (1830-1848), surgida de la revolución de 1830, o Adolphe Thiers (1797-1877), subsecretario de Hacienda, ministro de Asuntos Exteriores y presidente del Consejo con Luis Felipe, y primer presidente de la III República (1871).

Tomo IV de Colección de poesías castellanas anteriores al s. XV, editada por Antonio de Sancha.

La historiografía española del s. XIX estará claramente influida por la francesa, por cuanto la Guerra de la Independencia (1808-1814) y el proceso de instauración del liberalismo que se inicia en las Cortes de Cádiz (1812) constituirá el tema predilecto de los historiadores-políticos de la centuria. En un principio, sin embargo, las condiciones socio-culturales no fueron favorables al trabajo investigador, pues la Guerra de la Independencia, el reinado de Fernando VII (1808 y 1814-1833), caracterizado, entre otras muchas cuestiones, por la vigencia del Tribunal de la Inquisición (hasta 1823) y el exilio liberal en París y Londres, y las guerras carlistas (1833-1840, 1846-1849 y 1872-1876), dificultaron el desarrollo de la historiografía. Por otra parte, la pérdida de las colonias españolas a lo largo del siglo y, especialmente, la de Cuba, Puerto Rico y Filipinas en 1898, originará el abandono de la historiografía indiana, pero también un nuevo movimiento literario que influirá en el historiográfico, aunque más decisivamente en el s. XX. La fusión más clara de romanticismo y positivismo aplicada a la investigación se produce en la obra del académico, diputado, senador y director de la Biblioteca Nacional (1898) Marcelino Menéndez Pelayo (1856-1912), destacado representante de la escuela hi storiogràfica católica y autor de títulos como La ciencia española (1876), Historia de los heterodoxos españoles (1880-1882), La historia considerada como obra artística (1883) e Historia de las ideas estéticas en España (1882-1891), además de los derivados de su vocación literaria y filológica –heredada de su maestro, Manuel Milá y Fonta-nals (1818-1884)–, como Calderón y su teatro (1882), Antología de poetas líricos castellanos (1890-1906), Antología de poetas hispanoamericanos (1892), Bibliografía hispanolatina clásica (1902) y Orígenes de la novela (1905-1910), entre otros.

De ideología bien diferente y contemporáneo de Menéndez Pelayo es Francisco Pi y Margall (1824-1901), ministro de Gobernación (1873), presidente del Gobierno (1873) de la I República y diputado federalista (1886, 1891 y 1893), autor de Las nacionalidades (1876), Historia general de América (1878) e Introducción a la historia de España en el siglo XIX (ed. 1902), ésta continuada y editada por su hijo, Francisco Pi y Arsuaga (1866-1912). Como herederos de la escuela erudita del s. XVIII surgen los historiadores Juan Antonio Llorente (1756-1823) y Francisco Javier Martínez Marina (1754-1833). El primero, secretario general de la Inquisición entre 1789 y 1801 y consejero de Estado en 1808, nombrado por José I (1808-1813), es autor de varias obras de carácter regalista sobre la Inquisición, como Historia de la Inquisición en España (1817-1818, trad, del francés en 1822), y editor de los escritos de Bartolomé de Las Casas.

Por su parte, el académico y sacerdote Martínez Marina se distinguió en el estudio del Derecho español en Ensayo histórico-crítico sobre la antigua legislación de los reinos de León y Castilla (1808), Discurso sobre el origen de la monarquía y sobre la naturaleza del gobierno español (1813), Teoría de las cortes (1813) y Discurso sobre las sociedades patrióticas (1820), en la que mostró su ideología liberal. Dentro de esta misma tendencia se sitúa la aportación historiográfica de Modesto Lafuente y Zamalloa (1806-1866) en Historia general de España (1850-1859), que comprende hasta la muerte de Fernando VII y que, reeditada y prolongada en varias ocasiones hasta el s. XX, substituyó en difusión y consulta a la elaborada entre los ss. XVI y XVIII por Juan de Mariana y José Manuel de Miñana. Así mismo, se encuadran en esta misma línea el volumen Historia del levantamiento, guerra y revolución en España (1835-1837), del ministro de Hacienda y Estado (1834-1835) y presidente del Gobierno (1835) José María Queipo de Llano Ruiz de Saravia (1786-1843), conde de Tore-no; las obras de Emilio Castelar y Ripoll (1832-1899) –aunque, en este caso, opuesta a la de Pi y Margall–, también ministro de Estado (1873) y presidente del Gobierno de la I República (1873-1874), y autor de Historia de Europa en el s. XIX (1860) e Historia de la civilización en los primeros cinco siglos del cristianismo (1880), y las de Manuel José Quintana (1772-1857), como Vida de españoles célebres (1807, 1830 y 1833) y Cartas a lord Holland (1852), además de Poesías selectas castellanas (1807). También el académico y director general de Instrucción Pública Antonio Ferrer del Río (1814-1872), autor de Historia del reinado de Carlos III (1856), realizado por encargo de Isabel II (1833-1868), y el también académico Martín Fernández de Navarrete (1765-1844), autor de “uno de los documentos históricos más importantes de los tiempos modernos”, según Alexander von Humboldt, Colección de los viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles, desde fines del siglo XV, con varios documentos inéditos concernientes a la historia de la marina castellana y de los establecimientos españoles en Indias (1825-1837), se adscriben a la tendencia historiográfica liberal.

El s. XIX es también el periodo de la bibliofilia, el coleccionismo, las bibliotecas y el hispanismo (vv.), temas en los que desempeñó un papel fundamental la industria editorial (v.). En este último aspecto destacó Manuel Rivadeneyra (1805-1872), fundador en 1846 de “Biblioteca de Autores Españoles” (71 vols.), colección viva hasta 1880 y en la que colaboraron importantes autores de la época. La recopilación de historias de la literatura española, deudoras de las elaboradas por los hispanistas, continuó con las aportaciones de Antonio Gil y Zarate (1793-1861), en Manual de literatura española (1844), y del historiador José Amador de los Ríos (1818-1878), en Historia crítica de la literatura española (1861-1865), además de las ya mencionadas de M. Menéndez Pelayo. El movimiento romántico originó un nuevo interés por el pasado histórico de España plasmado en la amplia nómina de estudiosos de la Edad Media que dieron a conocer sus investigaciones durante la centuria.

Así, Pascual de Gayangos y Arce (1809-1897), autor de Historia de las dinastías mahometanas en España (1843) e Historia de la conquista de España (1868); Aureliano Fernández Guerra y Orbe (1816-1894) y Eduardo de Hino-josa y Naveros (1852-1919), coautores de Historia de España desde la invasión de los pueblos germánicos hasta la ruina de la monarquía visigoda (1891-1893); Eduardo Saavedra y Moragas (1829-1912), de Estudio sobre la invasión de los árabes en España (1892); Adolfo de Castro y Rossi (1823-1898), de Historia de los judíos en España (1847); Francisco Fernández y González (1833-1917), de Estado social y político de los mudéjares de Castilla (1860); Fidel Fita y Colomer (1835-1918), de La España hebrea (1890-1898); José Amador de los Ríos, de Historia política, social y religiosa de los judíos de España y Portugal (1875-1876); Francisco Guillen Robles (1846-1920), de Catálogo de los manuscritos árabes existentes en la Biblioteca Nacional (1889); Francisco Pons Boigues (1861-1899), de Ensayo biobibliográfico sobre los historiadores y geógrafos arábigo-españoles (1898); Félix de Aramburu Zuloaga (1848-1913) y Fermín Canella y Secades (1849-1924), autores de estudios sobre Asturias; A. de Cap-many y de Montpalau (Memorias históricas sobre la marina, comercio y artes de la antigua ciudad de Barcelona, 1792; Cuestiones críticas sobre varios puntos de historia económica, política y militar, 1807), Próspero de Bofarull Mascaré (1777-1859), Salvador Sanpere Miquel (1840-1915), José Balari Jovany (1844-1904) y Joaquín Miret Sans (1858-1919), sobre Cataluña; José María Quadrado (1819-1896), sobre Mallorca; Cesáreo Fernández Duro (1830-1908) y Juan Catalina García (1845-1911), sobre Castilla; Vicente Barrantes y Moreno (1829-1898), sobre Extremadura, y Vicente de la Fuente y Condón (1817-1889), sobre Aragón.

En cuanto a los historiadores de la Edad Moderna, fueron numerosos los que se dedicaron al estudio de la Guerra de la Independencia, como el ya mencionado J.M. Queipo de Llano, Antonio Alcalá Galiano (1789-1865), José Gómez de Arteche y Moro (1821-1906) y Juan Pérez de Guzmán (1841-1928), y al del reinado de Fernando VII, como Mariano de Cabrerizo Bascuas (1785-1858), Manuel Llauder y Comín (1789-1851), José Arias Miranda (1796-1890) –autor de Juicio histórico analítico del reinado de Fernando VII (1875)– y Fernando Fernández de Córdoba (1809-1883). La intensa actividad política de la segunda mitad del s. XIX tras el periodo represivo de las primeras décadas, y el continuo conflicto carlista, condujeron a los autores a centrar sus investigaciones en la historia interna de España, como fue el caso de Eugenio de Tapia (1776-1860) en Historia de la civilización española (1840); Fermín Gonzalo Morón en Curso de historia de la civilización de España (1841-1846); Francisco de Paula Martínez de la Rosa (1787-1862), presidente del Gobierno (1822 y 1834) y ministro de Estado (1834, 1844 y 1857), en El espíritu del siglo (1835) y Bosquejo histórico de la política de España(1855); Manuel Pando Fernández de Pinedo (1792-1872), marqués de Miraflores, presidente del Gobierno (1846 y 1863) y ministro de Estado (1846, 1851 y 1863) y Ultramar (1863), en Apuntes histórico-críticos para escribir la historia de la revolución de España desde el año 1820 hasta 1823 (1834), Memorias para escribir la historia contemporánea de los siete primeros años del reinado de Isabel II (1843) y Reseña histórico-crítica de la participación de los partidos en los sucesos políticos de España (1863); Ángel Fernández de los Ríos (1821-1880) en Estudio histórico de las luchas políticas de la España del XIX (1879); Juan Rico Amat (1821-1870) en Historia política y parlamentaria de España (1860-1861), y Antonio Pirala y Criado (1824-1903) en Historia de la guerra civil y de los partidos liberal y carlista, aumentada con la regencia de Espartero (1868) e Historia contemporánea: Anales desde 1843 hasta la conclusión de la actual guerra civil (1875).

La historiografía del s. XX se caracterizará por el desarrollo y la ampliación de las líneas metodológicas iniciadas en los ss. XVIII y XIX, al tiempo que se considerarán nuevos objetos de estudio histórico: la historiografía abandonará progresivamente el ámbito de lo político –al menos, en la manera descriptiva con que lo concebían los positivistas del s. XIX– para centrar sus estudios en los aspectos económicos, sociales, culturales y de mentalidades colectivas de los distintos agregados sociales; se intentará comprender las sociedades en todos sus niveles, dando lugar así a lo que se ha denominado “historia total”. Las escuelas historiográficas que más han postulado este carácter global del objeto histórico han sido, por un lado, el marxismo (v.), y por otro, la escuela de Annales. El marxismo surge en la segunda mitad del s. XIX con la obra de Karl Heinrich Marx (1813-1883) y Friedrich Engels (1820-1895); uno de sus pilares teóricos consistirá en la consideración de la estructura económica de una formación social como elemento determinante de los niveles jurídico, político, ideológico y estético, de donde la historiografía marxista –cuyo punto de partida son las obras históricas de Marx Die Klassenkämpfe in Frankreich 1848 bis 1850, 1850, y Der Achtzehnte Brumaire des Louis Bonaparte, 1852- insistirá en la disección de la infraestructura econòmica como motor de los procesos históricos. No obstante, la historiografía marxista en Europa no alcanzará su apogeo en el s. XIX, sino entre el final de la II Guerra Mundial (1945) y mediados de la década de 1980, con el Reino Unido como centro más importante.

En cuanto a la escuela de Annales, surge en Francia en 1929 como reacción al positivismo imperante en los medios académicos y debe su nombre a la revista Annales d’Histoire Économique et Sociale (desde 1946, Annales, économies, sociétés, civilisations), fundada por Lucien Febvre (1878-1956) y Marc Bloch (1886-1944), y, desde su creación, constituirá el paradigma historiográfico dominante en Francia y ejercerá una gran influencia en el de España, debido a la tradición académica que desde el s. XIX liga a ambos y al tratamiento de temas hispánicos por algunos de sus representantes más destacados, como Fernand Braudel, director de Annales entre 1956 y 1958.

La historiografía específicamente española del s. XX ha continuado las pautas de especialización marcadas en el XIX, y ha seguido varias líneas diferentes en función de los hechos acaecidos en la historia reciente de España, como el reinado de Alfonso XIII (1886-1931), el Desastre del Noventayocho (1898), la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1929), la II República (1931-1936), la Guerra Civil (1936-1939), el régimen del general Franco (1939-1975) y el reinado de Juan Carlos I (desde 1975) (vv.), que han originado grupos de historiadores ocupados en el estudio en profundidad de cada uno de estos periodos, además de los cultivadores de las edades clásicas de la historia. Por otra parte, la constitución de instituciones dedicadas a la historia (Junta para Ampliación de Estudios, 1907; Centro de Estudios Históricos, 1909; Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1939) y la creación de universidades y nuevas dedicaciones profesionales en el campo de las ciencias auxiliares (antropología, arqueología, numismática, epigrafía, cartografía, criptografía, diplomática, etnografía, genealogía, heráldica, sigilografía, paleografía, paleontología) han sido fundamentales en la formación de nuevas generaciones de historiadores.

En cuanto a la elaboración de obras generales sobre la historia de España, destaca el trabajo de Ramón Menéndez Pidal (1869-1968), que, además de su fecunda dedicación filológica, dirigió hasta su muerte la Historia de España de la editorial Espasa-Calpe, iniciada en 1947 y continuada por José María Jover Zamora. Antonio Ballesteros y Beretta (1880-1949) dirigió en 1945 la edición de Historia de América y de los pueblos americanos y escribió Historia de España y su influencia en la historia universal; su hijo, Manuel Ballesteros Gaibrois, es autor de Historia de América (1947) e Historia de España (1960). De la amplia obra de Rafael Altamira Crevea (1866-1951), fundador en 1895 de Revista Crítica de Historia y Literatura Españolas, Portuguesas e Hispanoamericanas, merecen ser citados, entre otros títulos, Historia de España y de la civilización española (1900), Temas de Historia de España (1929) y Manual de Historia de España (1934). Tras la aparición de Historia de la historiografía española (1947-1950), de B. Sánchez Alonso, las últimas aportaciones a la confección de una historia general de España han sido las dirigidas por Manuel Tuñón de Lara (Historia de España, 1980-1989, 13 vols.), Ángel Montenegro Duque (Historia de España, 1985-1990, 15 vols.), Miguel Artola Gallego (Historia de España, 1973 y 1988-1991, 7 vols.) y Javier Tusell Gómez (Manual de historia de España, 1991-1993, 6 vols.) y la obra colectiva Historia de España (1990-1993, 12 vols.).

Portada de Historia de España, una de las contribuciones del s. XIX a la Historiografía española.

En cuanto a la Edad Antigua destacan las obras de Pedro Aguado Bleye (1884-1953), Curso de Historia. Prehistoria. Edad Antigua (1934); Manuel Gómez-Moreno (1870-1970), Las primeras crónicas de la reconquista. El ciclo de Alfonso III (1917) y La escritura ibérica (1948); Pedro Bosch Gimpera (1891-1974), Arqueología prerromana hispánica (1920), Etnología de la Península Ibérica (1932) y Paleontología de la Península Ibérica (1974); Antonio García Bellido (1903-1973), Fenicios y cartagineses en Occidente (1942), La España del siglo I de nuestra Era, según Pomponio Mela y Plinio (1947) y Arte romano (1955), entre otras; Martín Almagro Basch (1911-1984), Introducción a la arqueología (1941), Origen y formación del pueblo hispano (1958) e Introducción al estudio de la prehistoria y de la arqueología de campo (1963), y José María Blázquez, La romanización (1986), además de las de José Miguel de Barandiarán (1889-1991) y Julio Caro Baroja sobre etnología y antropología.

La Edad Media, en la que el arabismo (v.) ocupa un lugar destacado, ha sido estudiada por Francisco Codera y Zaidín (1836-1917) en Tratado de numismática arábigo-española (1879), Decadencia y desaparición de los almorávides en España (1899) y Estudios críticos de historia árabe española (1917); Francisco Carreras Candi (1862-1937) en Miscelánea histórica catalana (1905-1907); Miguel Asín Palacios (1871-1944) en Contribución a la toponimia árabe de España (1940) y Huellas del Islam (1941); Ambrosio Huici Miranda (1879-1973) en Historia política del imperio almohade (1956) y Las grandes batallas de la reconquista durante las invasiones africanas (1956); Ángel González Palencia (1889-1946) en Historia de la España musulmana (1925), Historia de la literatura arábigo-española (1928), Los mozárabes de Toledo en los siglos XII y XIII (1926-1930) y La España musulmana (1935); Isidoro de las Cagigas López (1891-1956) en Los mozárabes (1948) y Los mudéjares (1949); José María Millas Valli-crosa (1897-1970) en Cataluña medieval (1931), Estudios sobre Azarquiel (1950) y Las tablas astronómicas de Pedro el Ceremonioso (1960); Francisco Javier Simonet (1829-1897) en Historia de los mozárabes en España (ed. 1903); Luis García de Valdeavellano (1904-1985) en Historia de las instituciones españolas.

De los orígenes al final de la Edad Media ( 1968) y Orígenes de la burguesía en la España medieval (1969); Julio González González (1908-1991) en Alfonso IX (1944), Reinado y diplomas de Fernando III (1980-1986) y El reino de Castilla en la época de Alfonso VIII (1960); M. Gómez Moreno en Arte árabe hasta los almohades. Arte mozárabe (1951); Jaime Vicens Vives (1910-1960) en Historia de los re-mensas en el s. XV (1945) y Los Trastornaras (1956); Claudio Sánchez-Albornoz (1893-1984) en La España musulmana. Según los autores islamitas y cristianos medievales (1946), España, un enigma histórico (1957), Estudio sobre las instituciones medievales españolas (1965) e Investigaciones sobre historiografía hispana medieval (1968); Américo Castro (1885-1972) en España en su historia: cristianos, moros y judíos (1948); Emilio García Gómez en lbn Zam-rak, el poeta de La Alhambra (1943) y El siglo XI en primera persona (1980); Emilio Mitre Fernández en Evolución de la nobleza en Castilla bajo Enrique III (1968), La España medieval (1984) y Las Cortes de Castilla y León en la Edad Media (1988), y Luis A. García Moreno en Historia de España visigoda (1989).

A la historiografía de la Edad Moderna se deben los estudios de Ramón Carande Thovar (1887-1986) en Carlos V y sus banqueros (1943-1967); Cayetano Alcázar Molina (1897-1958) en Los hombres del reinado de Carlos III; Carlos E. Corona Baratech (1917-1987) en Revolución y reacción en el reinado de Carlos IV (1957) y Sobre el tránsito del absolutismo al liberalismo (1975); J.M. Jover Zamora en Política mediterránea y política atlántica en la España de Feijoo (1956) y Carlos V y los españoles (1963); Vicente Palacio Atard en Los españoles de la Ilustración (1964) y La España del siglo XVIII (1978); José Antonio Maravall en Carlos V y el pensamiento político del Renacimiento (1960) y La oposición política bajo los Austrias (1972); Luis Sánchez Agesta en El pensamiento político del despotismo ilustrado (1953) y El concepto de estado en el pensamiento español del siglo XVI (1959); Manuel Fernández Álvarez en La sociedad española en el Siglo de Oro (1983); Antonio Domínguez Ortiz en Política y hacienda de Felipe IV (1960), La sociedad española en el siglo XVII (1964-1970), Sociedad y estado en el siglo XVIII español (1973), Las clases privilegiadas y el Antiguo Régimen (1974) e Instituciones y sociedad en la España de los Austrias (1985), entre otras obras; y Julio Caro Baroja en Las formas complejas de la vida religiosa.

Religión, sociedad y carácter en la España de los siglos XVI y XVII (1978), Los judíos en la España moderna y contemporánea (1961) e Inquisición, brujería y criptojudaísmo (1970). La historia de la época contemporánea ha sido tratada por Melchor Fernández Almagro (1893-1966) en Historia del reinado de Alfonso XIII (1933) e Historia política de la España contemporánea (1956-1960); Antonio Rumeu de Armas en Historia de España contemporánea. Desde la Guerra de la Independencia hasta nuestros días (1964); Carlos Seco Serrano en Alfonso XIII y la crisis de la Restauración (1969) y España Contemporánea (1978); M. Artola Gallego en Textos fundamentales para la historia. La España de Fernando VII (1968) y Partidos y programas políticos: 1808-1936 (1975); M. Tuñón de Lara en La España del siglo XIX (1960) y La España del siglo XX (1966); Jordi Nadal en El fracaso de la Revolución Industrial en España, 1814-1913 (1975), y Gabriel Cardona en El poder militar en la España contemporánea hasta la guerra civil (1983). El africanismo (v.), corriente ideológica desarrollada desde el último tercio del s. XIX, ocupó un sector de los estudios historiográficos de la primera mitad del XX. Ya en la centuria anterior habían aparecido numerosos estudios geográficos, económicos, militares y lingüísticos, que tuvieron continuación en los congresos africanistas celebrados entre 1907 y 1910 y en las publicaciones de la Liga Africanista, creada en 1913, y de las sociedades científicas, geográficas y artísticas relacionadas con Marruecos.

La Guerra Civil y el régimen del general Franco han originado nuevas vías para el desarrollo de la historiografía, pues ambos periodos de la historia reciente de España han ocupado gran parte de las investigaciones de los hispanistas y de los historiadores españoles. Entre éstos cabe mencionar a Manuel Aznar, autor de Historia militar de la Guerra de España (1940); Fernando Schwartz, de La internacionalización de la Guerra Civil española (1971); Jesús Salas Larrazábal, de Intervención extranjera en la Guerra de España (1974); Carlos Rojas, de La Guerra Civil vista por los exiliados (1975); José Luis Abellán, de El exilio español de 1939 (1976); Rafael Abella, de Julio 1936: dos Españas frente a frente (1981); Ángel Viñas, de El oro de Moscú (1979); Ramón Salas Larrazábal, de Los datos exactos de la Guerra Civil (1980); J. García Duran, de Fuentes de la Guerra Civil española y bibliografía (1985); Ramón Tamames, de La Guerra Civil española: una reflexión moral 50 años después (1986), y Julio Aróstegui, de Historia y memoria de la guerra civil (1988).

En cuanto al régimen del general Franco, destacan las obras Dictadura y disentimiento político (1978), de José María Maravall; El fascismo en los comienzos del régimen de Franco (1983), de Ricardo Chueca; Franco. Autoritarismo y poder personal (1985), de Juan Pablo Fusi; España bajo el franquismo (1986), de Josep Fontana (ed.), y La dictadura de Franco (1988), de J. Tusell Gómez. La mención a la historiografía literaria del s. XX ha de comenzar con la fundación de Revista de Filología Española (1914) por R. Menéndez Pidal, que en su condición de filólogo publicó Cantar de Mio Cid (1908), La epopeya castellana a través de la literatura española (1945) y Romancero hispánico (1953). Discípulo de R. Menéndez Pidal y perteneciente a la generación poética de 1927, Dámaso Alonso y Fernández de las Redondas (1898-1990) dejó un trabajo filológico de gran importancia en Ensayos y estudios gongorinos (1953). De los siglos oscuros al de Oro (notas y artículos a través de 700 años de letras españolas) (1958) y Cancionero y romancero español (1982), entre otros muchos títulos.

A la Generación del 27 pertenece también el ensayista y traductor Pedro Salinas (1891-1951), autor de Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947) y editor de la obra de Meléndez Valdés. A José Fernández Montesinos (1897-1972) se deben Estudios sobre Lope de Vega (1951) e Introducción a una historia de la novela en España en el s. XIX (1955). Desde Historia de la lengua y literatura castellana (1915-1922), de Julio Cejador y Frauca (1864-1926), han sido varios los autores que han realizado o dirigido obras de síntesis y compendios de la literatura española, como Guillermo Díaz-Plaja Contesti (1909-1984) en Historia general de las literaturas hispánicas (1949-1968), Juan Luis Alborg en Historia de la literatura española (1966-), José María Díez Borque en Historia de la literatura española (1980), Francisco Rico en Historia y crítica de la literatura española (1978-1992), y Víctor García de la Concha en Historia de la literatura española (1988).

El americanismo y la historiografía sobre Hispanoamérica (vv.) han producido los ensayos España y América (1915) y Novedades y rectificaciones en el estudio de la colonización española en América (1917), de R. Altamira Crevea; Los orígenes de la administración territorial de las Indias (1944), de Alfonso García Gallo; Los virreinatos españoles en el siglo XVIII (1945), de C. Alcázar Molina; Hernando Colón, historiador del descubrimiento de América (1956) y La reglamentación del trabajo en las Leyes de Indias (1963), de A. Rumeu de Armas; Historiografía indiana (1964), de F. Esteve Barba; La población de América Latina desde los tiempos precolombinos al año 2000 (1977), de Nicolás Sánchez-Albornoz; Historia de América (1981), de M. Hernández Sánchez-Barba; Historia del descubrimiento y de la conquista de América (1981) y Atlas histórico cultural de América (1988), de Francisco Morales Padrón; América: De los orígenes a 1500 (1987), América bajo los Austrias (siglos XVI-XVII) (1987), América: De la Ilustración a la Emancipación (1987) y América contemporánea (1987), de Demetrio Ramos Pérez, e Historia de Iberoamérica (1987-1988), de Manuel Lucena Salmoral (coord.).

Finalmente, la historiografía del pensamiento español no ha sido tan amplia, pero deben ser mencionados los ensayos Historia de la filosofía española (1908-1911), de Adolfo Bonilla y San Martín (1875-1926); Historia de la filosofía española. Época del Renacimiento (1941), de Marcial Solana; Historia de la filosofía española (1970-1972), de Guillermo Fraile; Historia crítica del pensamiento español (1979-1989), de José Luis Abellán; Historia del pensamiento en el mundo islámico (1981), de Miguel Cruz Hernández, y Bibliografía filosófica hispánica (1901-1970), de Gonzalo Díaz Díaz y Ceferino Santos Escudero.

[categories] => Array ( [0] => Array ( [sortkey] => [friendly] => literatura [title] => Literatura ) [1] => Array ( [sortkey] => [friendly] => literatura-y-lenguas [title] => Literatura y lenguas ) [2] => Array ( [sortkey] => [friendly] => critica-literaria [title] => Crítica literaria ) [3] => Array ( [sortkey] => [friendly] => historia-y-politica [title] => Historia y política ) ) [links] => Array ( [0] => Array ( [url] => Abd al-Malik ibn Habib [friendly] => abd-al-malik-ibn-habib ) [1] => Array ( [url] => Absolutismo [friendly] => absolutismo ) [2] => Array ( [url] => Adolfo Bonilla y San Martín [friendly] => adolfo-bonilla-y-san-martin ) [3] => Array ( [url] => Adolfo de Castro y Rossi [friendly] => adolfo-de-castro-y-rossi ) [4] => Array ( [url] => Africanismo [friendly] => africanismo ) [5] => Array ( [url] => Alexander Von Humboldt [friendly] => alexander-von-humboldt ) [6] => Array ( [url] => Alfonso García Matamoros [friendly] => alfonso-garcia-matamoros ) [7] => Array ( [url] => Alfonso II [friendly] => alfonso-ii ) [8] => Array ( [url] => Alfonso IX [friendly] => alfonso-ix ) [9] => Array ( [url] => Alfonso VIII de Castilla [friendly] => alfonso-viii-de-castilla ) [10] => Array ( [url] => Alfonso X [friendly] => alfonso-x ) [11] => Array ( [url] => Alfonso XI [friendly] => alfonso-xi ) [12] => Array ( [url] => Alfonso XIII [friendly] => alfonso-xiii ) [13] => Array ( [url] => Almohades [friendly] => almohades ) [14] => Array ( [url] => Alonso de Ovalle [friendly] => alonso-de-ovalle ) [15] => Array ( [url] => Alonso de Santa Cruz [friendly] => alonso-de-santa-cruz ) [16] => Array ( [url] => Ambrosio de Morales y Oliva [friendly] => ambrosio-de-morales-y-oliva ) [17] => Array ( [url] => Ambrosio Huici Miranda [friendly] => ambrosio-huici-miranda ) [18] => Array ( [url] => Americanismo [friendly] => americanismo ) [19] => Array ( [url] => Américo Castro Quesada [friendly] => americo-castro-quesada ) [20] => Array ( [url] => Andrés Bernáldez [friendly] => andres-bernaldez ) [21] => Array ( [url] => Ángel Fernández de los Ríos [friendly] => angel-fernandez-de-los-rios ) [22] => Array ( [url] => Ángel González Palencia [friendly] => angel-gonzalez-palencia ) [23] => Array ( [url] => Antiguo Régimen [friendly] => antiguo-regimen ) [24] => Array ( [url] => Antonio Alcalá Galiano [friendly] => antonio-alcala-galiano ) [25] => Array ( [url] => Antonio Ballesteros y Beretta [friendly] => antonio-ballesteros-y-beretta ) [26] => Array ( [url] => Antonio de Capmany y de Montpalau [friendly] => antonio-de-capmany-y-de-montpalau ) [27] => Array ( [url] => Antonio de Guevara [friendly] => antonio-de-guevara ) [28] => Array ( [url] => Antonio de Herrera y Tordesillas [friendly] => antonio-de-herrera-y-tordesillas ) [29] => Array ( [url] => Antonio de León Pinelo [friendly] => antonio-de-leon-pinelo ) [30] => Array ( [url] => Antonio de Sancha [friendly] => antonio-de-sancha ) [31] => Array ( [url] => Antonio Domínguez Ortiz [friendly] => antonio-dominguez-ortiz ) [32] => Array ( [url] => Antonio Ferrer del Río [friendly] => antonio-ferrer-del-rio ) [33] => Array ( [url] => Antonio Pirala y Criado [friendly] => antonio-pirala-y-criado ) [34] => Array ( [url] => Antonio Rumeu de Armas [friendly] => antonio-rumeu-de-armas ) [35] => Array ( [url] => Arabismo [friendly] => arabismo ) [36] => Array ( [url] => Aramburu [friendly] => aramburu ) [37] => Array ( [url] => Aureliano Fernández Guerra y Orbe [friendly] => aureliano-fernandez-guerra-y-orbe ) [38] => Array ( [url] => Barcelona [friendly] => barcelona ) [39] => Array ( [url] => Bartolomé de las Casas [friendly] => bartolome-de-las-casas ) [40] => Array ( [url] => Bellido [friendly] => bellido ) [41] => Array ( [url] => Benedictinos [friendly] => benedictinos ) [42] => Array ( [url] => Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro [friendly] => benito-jeronimo-feijoo-y-montenegro ) [43] => Array ( [url] => Bernal Díaz del Castillo [friendly] => bernal-diaz-del-castillo ) [44] => Array ( [url] => Bernardino de Sahagún [friendly] => bernardino-de-sahagun ) [45] => Array ( [url] => Bibliofilia [friendly] => bibliofilia ) [46] => Array ( [url] => Biblioteca Nacional [friendly] => biblioteca-nacional ) [47] => Array ( [url] => Bizantino [friendly] => bizantino ) [48] => Array ( [url] => Bofarull [friendly] => bofarull ) [49] => Array ( [url] => Bonaparte [friendly] => bonaparte ) [50] => Array ( [url] => Burocracia [friendly] => burocracia ) [51] => Array ( [url] => Califato [friendly] => califato ) [52] => Array ( [url] => Cancionero [friendly] => cancionero ) [53] => Array ( [url] => Cardenal [friendly] => cardenal ) [54] => Array ( [url] => Cardona [friendly] => cardona ) [55] => Array ( [url] => Carlos III de España [friendly] => carlos-iii-de-espana ) [56] => Array ( [url] => Carlos IV [friendly] => carlos-iv ) [57] => Array ( [url] => Carlos Seco Serrano [friendly] => carlos-seco-serrano ) [58] => Array ( [url] => Carlos V [friendly] => carlos-v ) [59] => Array ( [url] => Cartagena [friendly] => cartagena ) [60] => Array ( [url] => Cartagineses [friendly] => cartagineses ) [61] => Array ( [url] => Casa Real [friendly] => casa-real ) [62] => Array ( [url] => Cayetano Alcázar Molina [friendly] => cayetano-alcazar-molina ) [63] => Array ( [url] => Centro de Estudios Históricos [friendly] => centro-de-estudios-historicos ) [64] => Array ( [url] => Cesáreo Fernández Duro [friendly] => cesareo-fernandez-duro ) [65] => Array ( [url] => Ciencia [friendly] => ciencia ) [66] => Array ( [url] => Claudio Sánchez-Albornoz y Menduiña [friendly] => claudio-sanchez-albornoz-y-menduina ) [67] => Array ( [url] => Coleccionismo [friendly] => coleccionismo ) [68] => Array ( [url] => Colegiata de San Isidoro de León [friendly] => colegiata-de-san-isidoro-de-leon ) [69] => Array ( [url] => Comercio [friendly] => comercio ) [70] => Array ( [url] => Comunidad Autónoma del Principado de Asturias [friendly] => comunidad-autonoma-del-principado-de-asturias ) [71] => Array ( [url] => Comunidad Autónoma de Extremadura [friendly] => comunidad-autonoma-de-extremadura ) [72] => Array ( [url] => Consejo de Castilla [friendly] => consejo-de-castilla ) [73] => Array ( [url] => Contesti [friendly] => contesti ) [74] => Array ( [url] => Corona de Aragón [friendly] => corona-de-aragon ) [75] => Array ( [url] => Cortes de Aragón [friendly] => cortes-de-aragon ) [76] => Array ( [url] => Cortes de Cádiz [friendly] => cortes-de-cadiz ) [77] => Array ( [url] => Cristianismo [friendly] => cristianismo ) [78] => Array ( [url] => Cristóbal Colón [friendly] => cristobal-colon ) [79] => Array ( [url] => Crónica de Pedro III el Grande [friendly] => cronica-de-pedro-iii-el-grande ) [80] => Array ( [url] => Crónica de Ramon Muntaner [friendly] => cronica-de-ramon-muntaner ) [81] => Array ( [url] => Crónica de Sampiro [friendly] => cronica-de-sampiro ) [82] => Array ( [url] => Crónica de San Juan de la Peña [friendly] => cronica-de-san-juan-de-la-pena ) [83] => Array ( [url] => Crónica silense [friendly] => cronica-silense ) [84] => Array ( [url] => Cronista [friendly] => cronista ) [85] => Array ( [url] => Dámaso Alonso [friendly] => damaso-alonso ) [86] => Array ( [url] => Demetrio Ramos Pérez [friendly] => demetrio-ramos-perez ) [87] => Array ( [url] => Derecho [friendly] => derecho ) [88] => Array ( [url] => Desastre del Noventa y Ocho [friendly] => desastre-del-noventa-y-ocho ) [89] => Array ( [url] => Descubrimiento [friendly] => descubrimiento ) [90] => Array ( [url] => Despotismo [friendly] => despotismo ) [91] => Array ( [url] => Dictadura [friendly] => dictadura ) [92] => Array ( [url] => Dictadura de Primo de Rivera [friendly] => dictadura-de-primo-de-rivera ) [93] => Array ( [url] => Diego de Saavedra Fajardo [friendly] => diego-de-saavedra-fajardo ) [94] => Array ( [url] => Diego Fernández de Palencia [friendly] => diego-fernandez-de-palencia ) [95] => Array ( [url] => Diego Gelmírez [friendly] => diego-gelmirez ) [96] => Array ( [url] => Editorial [friendly] => editorial ) [97] => Array ( [url] => Eduardo Saavedra y Moragas [friendly] => eduardo-saavedra-y-moragas ) [98] => Array ( [url] => El Cid [friendly] => el-cid ) [99] => Array ( [url] => Emilio Castelar y Ripoll [friendly] => emilio-castelar-y-ripoll ) [100] => Array ( [url] => Emilio García Gómez [friendly] => emilio-garcia-gomez ) [101] => Array ( [url] => Emperador [friendly] => emperador ) [102] => Array ( [url] => Enrique Fernando Flórez de Setién y Huidobro [friendly] => enrique-fernando-florez-de-setien-y-huidobro ) [103] => Array ( [url] => Enrique II [friendly] => enrique-ii ) [104] => Array ( [url] => Enrique III de Castilla [friendly] => enrique-iii-de-castilla ) [105] => Array ( [url] => Enrique IV [friendly] => enrique-iv ) [106] => Array ( [url] => Epopeya [friendly] => epopeya ) [107] => Array ( [url] => Escritura [friendly] => escritura ) [108] => Array ( [url] => Escudero [friendly] => escudero ) [109] => Array ( [url] => Espartero [friendly] => espartero ) [110] => Array ( [url] => Eugenio de Tapia [friendly] => eugenio-de-tapia ) [111] => Array ( [url] => Fajardo [friendly] => fajardo ) [112] => Array ( [url] => Fascismo [friendly] => fascismo ) [113] => Array ( [url] => Felipe IV [friendly] => felipe-iv ) [114] => Array ( [url] => Felipe V [friendly] => felipe-v ) [115] => Array ( [url] => Félix Lope de Vega y Carpio [friendly] => felix-lope-de-vega-y-carpio ) [116] => Array ( [url] => Fenicios [friendly] => fenicios ) [117] => Array ( [url] => Fermín Canella y Secades [friendly] => fermin-canella-y-secades ) [118] => Array ( [url] => Fernando Fernández de Córdoba [friendly] => fernando-fernandez-de-cordoba ) [119] => Array ( [url] => Fernando III [friendly] => fernando-iii ) [120] => Array ( [url] => Fernando IV [friendly] => fernando-iv ) [121] => Array ( [url] => Fernando VI [friendly] => fernando-vi ) [122] => Array ( [url] => Fernando VII [friendly] => fernando-vii ) [123] => Array ( [url] => Fernand Braudel [friendly] => fernand-braudel ) [124] => Array ( [url] => Fernán González [friendly] => fernan-gonzalez ) [125] => Array ( [url] => Fidel Fita y Colomer [friendly] => fidel-fita-y-colomer ) [126] => Array ( [url] => Filipinas [friendly] => filipinas ) [127] => Array ( [url] => Florián de Ocampo [friendly] => florian-de-ocampo ) [128] => Array ( [url] => Florida [friendly] => florida ) [129] => Array ( [url] => Francia [friendly] => francia ) [130] => Array ( [url] => Francisco Carreras Candi [friendly] => francisco-carreras-candi ) [131] => Array ( [url] => Francisco Cerdá y Rico [friendly] => francisco-cerda-y-rico ) [132] => Array ( [url] => Francisco Cervantes de Salazar [friendly] => francisco-cervantes-de-salazar ) [133] => Array ( [url] => Francisco Codera y Zaidín [friendly] => francisco-codera-y-zaidin ) [134] => Array ( [url] => Francisco de Paula Martínez de la Rosa [friendly] => francisco-de-paula-martinez-de-la-rosa ) [135] => Array ( [url] => Francisco de Toledo [friendly] => francisco-de-toledo ) [136] => Array ( [url] => Francisco Fernández y González [friendly] => francisco-fernandez-y-gonzalez ) [137] => Array ( [url] => Francisco Franco Bahamonde [friendly] => francisco-franco-bahamonde ) [138] => Array ( [url] => Francisco Javier Martínez Marina [friendly] => francisco-javier-martinez-marina ) [139] => Array ( [url] => Francisco Javier Simonet [friendly] => francisco-javier-simonet ) [140] => Array ( [url] => Francisco Jiménez de Cisneros [friendly] => francisco-jimenez-de-cisneros ) [141] => Array ( [url] => Francisco López de Gómara [friendly] => francisco-lopez-de-gomara ) [142] => Array ( [url] => Francisco Morales Padrón [friendly] => francisco-morales-padron ) [143] => Array ( [url] => Francisco Núñez [friendly] => francisco-nunez ) [144] => Array ( [url] => Francisco Pi y Arsuaga [friendly] => francisco-pi-y-arsuaga ) [145] => Array ( [url] => Francisco Pi y Margall [friendly] => francisco-pi-y-margall ) [146] => Array ( [url] => Francisco Pons Boigues [friendly] => francisco-pons-boigues ) [147] => Array ( [url] => Franquismo [friendly] => franquismo ) [148] => Array ( [url] => Galicia [friendly] => galicia ) [149] => Array ( [url] => Garcilaso de la Vega [friendly] => garcilaso-de-la-vega ) [150] => Array ( [url] => Gaspar Melchor de Jovellanos y Ramírez [friendly] => gaspar-melchor-de-jovellanos-y-ramirez ) [151] => Array ( [url] => Gonzalo de Ayora [friendly] => gonzalo-de-ayora ) [152] => Array ( [url] => Granada [friendly] => granada ) [153] => Array ( [url] => Gran Enciclopedia de España [friendly] => gran-enciclopedia-de-espana ) [154] => Array ( [url] => Guerra de la Independencia [friendly] => guerra-de-la-independencia ) [155] => Array ( [url] => Hacienda [friendly] => hacienda ) [156] => Array ( [url] => Hernando Colón [friendly] => hernando-colon ) [157] => Array ( [url] => Hernando del Pulgar [friendly] => hernando-del-pulgar ) [158] => Array ( [url] => Hernán Cortés [friendly] => hernan-cortes ) [159] => Array ( [url] => Hispanismo [friendly] => hispanismo ) [160] => Array ( [url] => Historia Roderici [friendly] => historia-roderici ) [161] => Array ( [url] => Historicismo [friendly] => historicismo ) [162] => Array ( [url] => Humanismo [friendly] => humanismo ) [163] => Array ( [url] => Ibn al-Qattan [friendly] => ibn-al-qattan ) [164] => Array ( [url] => Ibn Hayyan [friendly] => ibn-hayyan ) [165] => Array ( [url] => Ibn Hazm [friendly] => ibn-hazm ) [166] => Array ( [url] => Iglesia Católica [friendly] => iglesia-catolica ) [167] => Array ( [url] => Imprenta [friendly] => imprenta ) [168] => Array ( [url] => Indias [friendly] => indias ) [169] => Array ( [url] => Industria [friendly] => industria ) [170] => Array ( [url] => Instituto Asturiano de Gijón [friendly] => instituto-asturiano-de-gijon ) [171] => Array ( [url] => Isabel II [friendly] => isabel-ii ) [172] => Array ( [url] => Isidoro de Sevilla [friendly] => isidoro-de-sevilla ) [173] => Array ( [url] => Islam [friendly] => islam ) [174] => Array ( [url] => Jaime I [friendly] => jaime-i ) [175] => Array ( [url] => Jaume Vicens Vives [friendly] => jaume-vicens-vives ) [176] => Array ( [url] => Javier Tusell Gómez [friendly] => javier-tusell-gomez ) [177] => Array ( [url] => Jerónimo Zurita [friendly] => jeronimo-zurita ) [178] => Array ( [url] => Jesuitas [friendly] => jesuitas ) [179] => Array ( [url] => Jorge Manrique [friendly] => jorge-manrique ) [180] => Array ( [url] => Josep Fontana Lázaro [friendly] => josep-fontana-lazaro ) [181] => Array ( [url] => José Amador de los Ríos [friendly] => jose-amador-de-los-rios ) [182] => Array ( [url] => José Arias [friendly] => jose-arias ) [183] => Array ( [url] => José de Acosta [friendly] => jose-de-acosta ) [184] => Array ( [url] => José Fernández Montesinos [friendly] => jose-fernandez-montesinos ) [185] => Array ( [url] => José Gómez de Arteche y Moro [friendly] => jose-gomez-de-arteche-y-moro ) [186] => Array ( [url] => José I Bonaparte [friendly] => jose-i-bonaparte ) [187] => Array ( [url] => José Luis Abellán García [friendly] => jose-luis-abellan-garcia ) [188] => Array ( [url] => José María Díez Borque [friendly] => jose-maria-diez-borque ) [189] => Array ( [url] => José María Jover Zamora [friendly] => jose-maria-jover-zamora ) [190] => Array ( [url] => José María Maravall y Herrero [friendly] => jose-maria-maravall-y-herrero ) [191] => Array ( [url] => José María Quadrado y Nieto [friendly] => jose-maria-quadrado-y-nieto ) [192] => Array ( [url] => José Miguel de Barandiarán Ayerbe [friendly] => jose-miguel-de-barandiaran-ayerbe ) [193] => Array ( [url] => Juan Andrés Morell [friendly] => juan-andres-morell ) [194] => Array ( [url] => Juan Antonio Llorente [friendly] => juan-antonio-llorente ) [195] => Array ( [url] => Juan Antonio Meléndez Valdés [friendly] => juan-antonio-melendez-valdes ) [196] => Array ( [url] => Juan Carlos I [friendly] => juan-carlos-i ) [197] => Array ( [url] => Juan Cristóbal Calvete de Estrella [friendly] => juan-cristobal-calvete-de-estrella ) [198] => Array ( [url] => Juan de Austria [friendly] => juan-de-austria ) [199] => Array ( [url] => Juan de Biclara [friendly] => juan-de-biclara ) [200] => Array ( [url] => Juan de Ferreras García [friendly] => juan-de-ferreras-garcia ) [201] => Array ( [url] => Juan de Mariana [friendly] => juan-de-mariana ) [202] => Array ( [url] => Juan de Sámano [friendly] => juan-de-samano ) [203] => Array ( [url] => Juan Ginés de Sepúlveda [friendly] => juan-gines-de-sepulveda ) [204] => Array ( [url] => Juan Ignacio Molina [friendly] => juan-ignacio-molina ) [205] => Array ( [url] => Juan José López de Sedano [friendly] => juan-jose-lopez-de-sedano ) [206] => Array ( [url] => Juan Luis Alborg [friendly] => juan-luis-alborg ) [207] => Array ( [url] => Juan Luis Vives [friendly] => juan-luis-vives ) [208] => Array ( [url] => Juan Páez de Castro [friendly] => juan-paez-de-castro ) [209] => Array ( [url] => Juan Pérez [friendly] => juan-perez ) [210] => Array ( [url] => Julio Caro Baroja [friendly] => julio-caro-baroja ) [211] => Array ( [url] => Julio Cejador y Frauca [friendly] => julio-cejador-y-frauca ) [212] => Array ( [url] => Julio González [friendly] => julio-gonzalez ) [213] => Array ( [url] => Liberalismo [friendly] => liberalismo ) [214] => Array ( [url] => Literatura [friendly] => literatura ) [215] => Array ( [url] => Llauder [friendly] => llauder ) [216] => Array ( [url] => Luis Cabrera de Córdoba [friendly] => luis-cabrera-de-cordoba ) [217] => Array ( [url] => Luis García de Valdeavellano y Aramicis [friendly] => luis-garcia-de-valdeavellano-y-aramicis ) [218] => Array ( [url] => Luis Sánchez Agesta [friendly] => luis-sanchez-agesta ) [219] => Array ( [url] => Luis Tribaldos de Toledo [friendly] => luis-tribaldos-de-toledo ) [220] => Array ( [url] => Mallorca [friendly] => mallorca ) [221] => Array ( [url] => Manuel Ballesteros Gaibrois [friendly] => manuel-ballesteros-gaibrois ) [222] => Array ( [url] => Manuel Fernández Álvarez [friendly] => manuel-fernandez-alvarez ) [223] => Array ( [url] => Manuel José Quintana [friendly] => manuel-jose-quintana ) [224] => Array ( [url] => Manuel Pando Fernández de Pineda, marqués de Miraflores [friendly] => manuel-pando-fernandez-de-pineda-marques-de-miraflores ) [225] => Array ( [url] => Manuel Risco [friendly] => manuel-risco ) [226] => Array ( [url] => Manuel Rivadeneyra [friendly] => manuel-rivadeneyra ) [227] => Array ( [url] => Manuel Tuñón de Lara [friendly] => manuel-tunon-de-lara ) [228] => Array ( [url] => Manuscrito [friendly] => manuscrito ) [229] => Array ( [url] => Marcelino Menéndez Pelayo [friendly] => marcelino-menendez-pelayo ) [230] => Array ( [url] => Mariano de Cabrerizo Bascuas [friendly] => mariano-de-cabrerizo-bascuas ) [231] => Array ( [url] => Marruecos [friendly] => marruecos ) [232] => Array ( [url] => Martín Almagro Basch [friendly] => martin-almagro-basch ) [233] => Array ( [url] => Martín Fernández de Navarrete [friendly] => martin-fernandez-de-navarrete ) [234] => Array ( [url] => Martín García Cereceda [friendly] => martin-garcia-cereceda ) [235] => Array ( [url] => Martín Sarmiento [friendly] => martin-sarmiento ) [236] => Array ( [url] => Marxismo [friendly] => marxismo ) [237] => Array ( [url] => Melchor Fernández Almagro [friendly] => melchor-fernandez-almagro ) [238] => Array ( [url] => Miguel Artola Gallego [friendly] => miguel-artola-gallego ) [239] => Array ( [url] => Miguel Asín Palacios [friendly] => miguel-asin-palacios ) [240] => Array ( [url] => Miguel Cruz Hernández [friendly] => miguel-cruz-hernandez ) [241] => Array ( [url] => Miguel de Cervantes Saavedra [friendly] => miguel-de-cervantes-saavedra ) [242] => Array ( [url] => Militar [friendly] => militar ) [243] => Array ( [url] => Ministro [friendly] => ministro ) [244] => Array ( [url] => Montenegro [friendly] => montenegro ) [245] => Array ( [url] => Montpalau [friendly] => montpalau ) [246] => Array ( [url] => Monumenta [friendly] => monumenta ) [247] => Array ( [url] => Nicolás Antonio [friendly] => nicolas-antonio ) [248] => Array ( [url] => Nobleza [friendly] => nobleza ) [249] => Array ( [url] => Nueva España [friendly] => nueva-espana ) [250] => Array ( [url] => Palencia [friendly] => palencia ) [251] => Array ( [url] => Paraguay [friendly] => paraguay ) [252] => Array ( [url] => Pascual de Gayangos y Arce [friendly] => pascual-de-gayangos-y-arce ) [253] => Array ( [url] => Paulo Orosio [friendly] => paulo-orosio ) [254] => Array ( [url] => Pedro Aguado Bleye [friendly] => pedro-aguado-bleye ) [255] => Array ( [url] => Pedro Bosch Gimpera [friendly] => pedro-bosch-gimpera ) [256] => Array ( [url] => Pedro Cieza de León [friendly] => pedro-cieza-de-leon ) [257] => Array ( [url] => Pedro Estala [friendly] => pedro-estala ) [258] => Array ( [url] => Pedro I [friendly] => pedro-i ) [259] => Array ( [url] => Pedro Lozano [friendly] => pedro-lozano ) [260] => Array ( [url] => Pedro Mártir de Anglería [friendly] => pedro-martir-de-angleria ) [261] => Array ( [url] => Pedro Salazar [friendly] => pedro-salazar ) [262] => Array ( [url] => Pedro Salinas Serrano [friendly] => pedro-salinas-serrano ) [263] => Array ( [url] => Pedro Sarmiento de Gamboa [friendly] => pedro-sarmiento-de-gamboa ) [264] => Array ( [url] => Península Ibérica [friendly] => peninsula-iberica ) [265] => Array ( [url] => Pomponio Mela [friendly] => pomponio-mela ) [266] => Array ( [url] => Portugal [friendly] => portugal ) [267] => Array ( [url] => Positivismo [friendly] => positivismo ) [268] => Array ( [url] => Prehistoria [friendly] => prehistoria ) [269] => Array ( [url] => Primera República [friendly] => primera-republica ) [270] => Array ( [url] => Puerto Rico [friendly] => puerto-rico ) [271] => Array ( [url] => Rafael Abella [friendly] => rafael-abella ) [272] => Array ( [url] => Rafael Altamira Crevea [friendly] => rafael-altamira-crevea ) [273] => Array ( [url] => Ramón Carande Thovar [friendly] => ramon-carande-thovar ) [274] => Array ( [url] => Ramón Menéndez Pidal [friendly] => ramon-menendez-pidal ) [275] => Array ( [url] => Ramón Tamames Gómez [friendly] => ramon-tamames-gomez ) [276] => Array ( [url] => Real Academia de Bellas Artes de San Fernando [friendly] => real-academia-de-bellas-artes-de-san-fernando ) [277] => Array ( [url] => Real Academia de la Historia [friendly] => real-academia-de-la-historia ) [278] => Array ( [url] => Real Academia Española [friendly] => real-academia-espanola ) [279] => Array ( [url] => Reconquista [friendly] => reconquista ) [280] => Array ( [url] => Recopilaciones [friendly] => recopilaciones ) [281] => Array ( [url] => Reducciones [friendly] => reducciones ) [282] => Array ( [url] => Regencia [friendly] => regencia ) [283] => Array ( [url] => Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte [friendly] => reino-unido-de-gran-bretana-e-irlanda-del-norte ) [284] => Array ( [url] => Revista de Filología Española [friendly] => revista-de-filologia-espanola ) [285] => Array ( [url] => Revolución Francesa [friendly] => revolucion-francesa ) [286] => Array ( [url] => Revolución Industrial [friendly] => revolucion-industrial ) [287] => Array ( [url] => Reyes Católicos [friendly] => reyes-catolicos ) [288] => Array ( [url] => Rodrigo Jiménez de Rada [friendly] => rodrigo-jimenez-de-rada ) [289] => Array ( [url] => Romancero [friendly] => romancero ) [290] => Array ( [url] => Romanticismo [friendly] => romanticismo ) [291] => Array ( [url] => Sacro Imperio Romano-Germánico [friendly] => sacro-imperio-romano-germanico ) [292] => Array ( [url] => Salmoral [friendly] => salmoral ) [293] => Array ( [url] => Sancho de Nebrija [friendly] => sancho-de-nebrija ) [294] => Array ( [url] => Sancho IV [friendly] => sancho-iv ) [295] => Array ( [url] => Santiago de Compostela [friendly] => santiago-de-compostela ) [296] => Array ( [url] => San Agustín [friendly] => san-agustin ) [297] => Array ( [url] => San Fernando [friendly] => san-fernando ) [298] => Array ( [url] => Segunda República [friendly] => segunda-republica ) [299] => Array ( [url] => Siglo de Oro [friendly] => siglo-de-oro ) [300] => Array ( [url] => Tito Livio [friendly] => tito-livio ) [301] => Array ( [url] => Tomás Antonio Sánchez [friendly] => tomas-antonio-sanchez ) [302] => Array ( [url] => Tribunal [friendly] => tribunal ) [303] => Array ( [url] => Ultramar [friendly] => ultramar ) [304] => Array ( [url] => Vicente Barrantes y Moreno [friendly] => vicente-barrantes-y-moreno ) [305] => Array ( [url] => Vicente de la Fuente y Condón [friendly] => vicente-de-la-fuente-y-condon ) [306] => Array ( [url] => Vicente Palacio Atard [friendly] => vicente-palacio-atard ) [307] => Array ( [url] => Víctor García de la Concha [friendly] => victor-garcia-de-la-concha ) [308] => Array ( [url] => Zamalloa [friendly] => zamalloa ) [309] => Array ( [url] => Zaragoza [friendly] => zaragoza ) [310] => Array ( [url] => Crónica Silense [friendly] => cronica-silense ) [311] => Array ( [url] => Bartolomé de Las Casas [friendly] => bartolome-de-las-casas ) [312] => Array ( [url] => Modesto Lafuente y Zamaolla [friendly] => modesto-lafuente-y-zamaolla ) [313] => Array ( [url] => Alexander von Humboldt [friendly] => alexander-von-humboldt ) [314] => Array ( [url] => Manuel Aznar Zubigaray [friendly] => manuel-aznar-zubigaray ) [315] => Array ( [url] => Altamira [friendly] => altamira ) ) [images] => Array ( [0] => Igee_0001_0011_0_img9522.jpg [1] => Igee_0001_0011_0_img9523.jpg [2] => Igee_0001_0011_0_img9524.jpg [3] => Igee_0001_0011_0_img9525.jpg [4] => Igee_0001_0011_0_img9526.jpg ) [externallinks] => Array ( ) [sections] => Array ( [0] => Array ( [toclevel] => 1 [level] => 2 [line] => Introducción [number] => 1 [index] => 1 [fromtitle] => Historiografía [byteoffset] => 186 [anchor] => Introducci.C3.B3n ) ) [img] => //img.mienciclo.com/0/00/Igee_0001_0011_0_img9522.jpg ) [cached] => [key] => enciclo.es/editor.page.5.gee.Historiografía.s:51:"text|categories|links|externallinks|sections|images"; [ts4] => 0.61734080314636 [ts5] => 0.91666197776794 ) ) [27] => Array ( [key] => isLoggedIn [value] => Array ( [0] => 1 [1] => [2] => 1 ) ) ) -->