Infante

[Del lat. infans, –antis, niño]. Desde el s. XIII, cualquiera de los hijos legítimos del rey, nacidos después del primogénito; pariente del rey que por gracia real obtiene ese título. Hasta el s. XII el término “infante” se usó para designar a los hijos de nobles de primera categoría, los ricos hombres, denominación a la que se añadía el nombre del solar del que procedían; así, en el caso de los infantes de Lara, de Salas o de Carrión. Desde el s. XI fue una prÁctica habitual que los reyes donaran a los infantes un infantazgo, o señorío constituido por los dominios territoriales atribuidos a un infante y dotado de distintos privilegios, entre ellos el de inmunidad; generalmente esta dotación se hizo en favor de las infantas; Fernando I de Castilla (1035-1065), otorgó en 1063 el señorío de todos los monasterios de sus reinos a sus hijas, las infantas Urraca y Elvira. Con el significado exclusivo de “hijo de rey” el término aparece mencionado en las Siete...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información