Los Serranos

Introducción

Com. de la prov. de Valencia, cuya capitalidad reside en la villa de Chelva. Sit. al NO. de la prov., limita con las comm. del Campo de Liria al E., la Hoya de Buñol al S. y la Altiplanicie de Requena-Utiel al O., y con las provv. de Cuenca al NO., Teruel al N. y Castellón al NE. La com. se encuentra emplazada en el curso medio del río Turia, que la recorre de NO. a SE. y constituye el único elemento que la jerarquiza, ya que presenta un relieve sumamente abrupto. En efecto, da su nombre a la com. un conjunto de sierras y muelas calizas de edad jurásica y cretácica, profundamente cortadas por fallas y por la erosión de los principales cursos fluviales, que ha hecho aflorar en numerosas partes el sustrato triásico (arcillas y yesos del Keuper) y ha labrado en diversos sitios profundas gargantas de aspecto vertical. Con la misma dirección propiamente ibérica que la del Turia, por su margen izquierda destacan las sierras de Sabinar (Alto del Viso, 1.512 m de alt.) y Andilla (1.482 m), prolongaciones meridionales del anticlinal turolense de Javalambre, mientras que por su margen derecha, las sierras de Mira (Picara-cho, 1.305 m) y del Negrete-Utiel (Nieve, 1.153 m) separan la com. de las tierras de Cuenca y de la altiplanicie de Requena-Utiel. Las gargantas del Turia han sido aprovechadas para la construcción de los embalses de Benagéber y Loriguilla, dedicados al riego de las huertas valencianas, al igual que el del Buseo, construido sobre el principal afl. del Turia por la derecha, el río Reatillo; por la izquierda, los principales afluentes son el río Tuéjar, con su pequeña cuenca alimentada también por las ramblas de Anillas y de Abejuela, y las respectivas cabeceras de las ramblas de Andilla y de Aceña, que confluyen fuera ya de la com. para constituir la rambla de Artaix. Predominan los suelos pardo-calizos, junto a algunos manchones de suelos rendzina, aluviales y coluviales. Disfruta de un clima mediterráneo fuertemente condicionadopor matices continentales, con inviernos frescos -temperaturas medias en enero de 4 a 7°–, veranos relativamente suaves -temperaturas medias en julio de 20 a 23°- y precipitaciones moderadas -entre 400 y 600 mm de media anual-, con un máximo primaveral (mayo) y nevadas invernales en las sierras. La vegetación, profundamente alterada por la acción antrópica, presenta extensas zonas de matorral mediterráneo degradado (especies como tomillo, romero, espliego o coscoja son frecuentes) y otras forestales, generalmente de repoblación a base de pino carrasco; también se encuentran rodales y bosques de pino rodeno y, en las alturas más frías, de pino albar.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información