Naranjo

Introducción

NARANJO
Comunidad Producción (t)
Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Andalucía 639.551
Baleares 38.320
Canarias 18.530
Cantabria 33
Castilla y León 65
Cataluña 38.990
C. Valenciana 2.003.806
Extremadura 428
Galicia 2.615
Murcia 102.698
País Vasco 5
Total 2.845.041

Árbol de la familia de las rutáceas, considerado la más importante especie de Citrus. De 4 a 6 m de alt., tronco liso y copa abierta, espinoso. Hojas perennes, simples, coriáceas, brillantes y de color verde intenso, con el peciolo alado y articulado con el limbo, alternas sobre las ramillas. Flores muy olorosas (azahar), que nacen solitarias o en pequeños grupos, blancas, hermafroditas con cinco pétalos, de consistencia carnosa, y un número variable de estambres, generalmente diez –siempre mayor que el de los pétalos–, con filamentos ensanchados y soldados en grupos. Florece normalmente en primavera y los frutos se mantienen desde noviembre hasta marzo o abril, aunque actualmente hay variedades que proporcionan fruto durante todo el año. El fruto recibe el nombre de naranja; es globoso y carnoso, ligeramente achatado en los extremos, con una gruesa corteza (epicarpo y mesocarpo) de color anaranjado adherida a la pulpa (endocarpo) y cubierta de numerosas glándulas de esencia, que forman pequeñas concavidades en las amargas, mientras que en las dulces sobresalen de la superficie. La pulpa, del mismo color de la piel, es jugosa y está dividida en gajos (entre 7 y 12), con una o dos semillas (pipas o pepas) en cada uno de ellos en la mayoría de sus variedades. Se encuentran esencias tanto en las hojas como en la corteza (90-95% de limonero) de sus frutos. Se reproduce mediante siembra, estaca o acodo, debiéndose regar en verano cada ocho a veinte días, según el tipo de suelo, fructificando desde los ocho años hasta más de sesenta. Se cultiva en diversas regiones templadas de todos los continentes, especialmente en el área mediterránea, con temperaturas medias anuales entre 17 y 19°, en suelos sueltos, profundos y frescos. La temperatura ambiental es el principal factor de la maduración de sus frutos, de ahí que una misma variedad madure a tiempos diferentes, en función de la zona geográfica. Existe una gran variedad de naranjos (más de 125), que se diferencian esencialmente por su fruto, entre los que destacan el naranjo dulce (C. sinensis) y el amargo (C. aurantium). El naranjo dulce es muy similar al amargo, incluso algunos especialistas lo consideran una variedad de aquél, diferenciándose en que sus frutos presentan una piel más fina, menos rugosa y de un color menos intenso, así como en el sabor de sus frutos, agrio o dulce, pero no amargo. De sus flores frescas se obtiene el agua destilada de azahar, de acción antiespasmódica y aromatizante, que se emplea en perfumería, así como sola o mezclada con melisa o en infusión de tila en estados de estrés o fuerte excitación nerviosa. El naranjo es muy valorado tanto para la producción de fruta como para la ornamentación. Mientras que la naranja amarga se emplea para mermelada y su corteza para licores, la naranja dulce es muy estimada en alimentación y dietética –sobre todo su zumo–, gracias a su agradable sabor y riqueza en vitaminas, especialmente C, y utilizada, así mismo, en la elaboración de mermelada y de bebidas refrescantes.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información