Retrato

Introducción

En el ámbito de las artes plásticas, representación de una persona a través de la pintura, el dibujo, la fotografía y la escultura -en este último caso, son más comunes los términos “busto“, “cabeza“ y “estatua”-. El retrato es, por tanto, un género que hace de la figura humana su centro de interés absoluto y cuyo resultado artístico es producto, en mayor o menor medida, no únicamente de la acción del artista, sino de la interacción entre éste y el modelo. Ello implica un interés por lo individual, fomentado por un sentido del realismo representativo, que tuvo su eclosión en el mundo clásico y que desapareció durante más de un milenio con el advenimiento del cristianismo -y su abolición del sentido concreto de belleza humana en favor de la belleza divina simbólica y desmaterializada-, para volver a aparecer tímidamente durante el s. XIV e imponerse definitivamente como género en el s. XV en Italia y Flandes y, posteriormente, en casi toda Europa.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información