Tarraconense

Denominación dada a la provincia romana de la Hispania Citerior, creada tras la II Guerra Púnica (218-202 a.C.) y reformada por el emperador Octavio Augusto (27 a.C-14 d.C.) en el año 27 a.C, cuando adoptó el nombre oficial de Hispania Citerior Tarraconensis y se fijó su capital en la c de Tarraco (v.). Tarragona. Anfiteatro romano y ruinas de la basílica románica de Santa Maria del Miracle. Los diversos cambios introducidos en la administración del imperio modificaron sus fronteras en varias ocasiones, si bien siempre en función de la demarcación instituida durante el gobierno de Augusto, según la cual limitaba al N. con los Pirineos y la costa cantábrica, al E. con el mar Mediterráno hasta llegar a la costa malagueña, al O. con el Océano Atlántico hasta la desembocadura del Duero, y al S. con los conventos lusitanos Scallabitanus y Eme-ritensis, y los béticos Cordubensis y Astigitanus. La creación de las provincias Hispania Citerior e Hispania Ulterior no...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información